[review] Ayreon – The Theory Of Everything

Por Mariano Bacigaluppi

CD1

1 Phase I: Singularity
01. Prologue: The Blackboard
02. The Theory Of Everything Part 1
03. Patterns
04. The Prodigy’s World
05. The Teacher’s Discovery
06. Love And Envy
07. Progressive Waves
08. The Gift
09. The Eleventh Dimension
10. Inertia
11. The Theory Of Everything Part 2

Phase II: Symmetry
12. The Consultation
13. Diagnosis
14. The Argument 1
15. The Rival’s Dilemma
16. Surface Tension
17. A Reason To Live
18. Potential
19. Quantum Chaos
20. Dark Medicine
21. Alive!
22. The Prediction

CD 2

Phase III: Entanglement
01. Fluctuations
02. Transformation
03. Collision
04. Side Effects
05. Frequency Modulation
06. Magnetism
07. Quid Pro Quo
08. String Theory
09. Fortune?

Phase IV: Unification
10. Mirror Of Dreams
11. The Lighthouse
12. The Argument 2
13. The Parting
14. The Visitation
15. The Breakthrough
16. The Note
17. The Uncertainty Principle
18. Dark Energy
19. The Theory Of Everything Part 3
20. The Blackboard (Reprise)

Cuando parecía increíble que volviera a ocurrir, él lo ha hecho… Él no es otro que Arjen Anthony Lucassen, quizás uno de los músicos más lúcidos, inteligentes y asombrosos del panorama progresivo actual, aunque personalmente yo lo haría extensible a la música en general, porque su música es así, general, amplia, infinita, sin límites y “The Theory Of Everything” es eso… Música ilimitada, de una calidad incalculable, carente de techo y con un sentido armónico-melódico que deja hasta al más instruido sin adjetivos calificativos… El Sr. Lucassen es el alquimista sónico de nuestra era, que ha logrado encontrar la fórmula de la perfección musical gracias a una cápsula del tiempo que ha viajado a la década de los setenta, pero con varias paradas intermedias para recolectar melodías de otros tiempos que retozan entre la música electrónica y la celta. El músico holandés no hace simplemente música progresiva, él es la personificación de la música progresiva de manera innata…

“The Theory Of Everything” es lo nuevo de su proyecto AYREON, un disco extenso cercano a los noventa minutos, y con un poco de todo lo conocido que nos viene demostrando Lucassen en los últimos veinte años pero llevándolo un peldaño por encima. Cuarenta y dos canciones, número que hace clara referencia a The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy, y con un contenido sonoro con el progresivismo de AYREON y STAR ONE, la oscuridad de GUILT MACHINE y el setentismo de su entrega solista “Lost In The Real World” pero llevado más allá, sin límites y entregado como un verdadero obsequio para nuestros oídos y el resto de nuestros sentidos. Creo no equivocarme al decir que es el disco más progresivo del artista y que trae un nuevo concepto entre manos que cuenta con mucho Sci-Fi, alienígenas y viajes en el tiempo pero todo esto transcurriendo en el presente.

Como siempre el talentoso multi-instrumentista neerlandés se rodea de vocalistas invitados, siete son en este caso, pero con la particularidad que nunca antes habían participado del proyecto AYREON. Por lo que podremos disfrutar de las voces de John Wetton (King Crimson, Asia, Uriah Heep…), Marko Hietala (Nightwish), Tommy Karevik (Seventh Wonder, Kamelot), Cristina Scabbia (Lacuna Coil), JB (Grand Magus), Michael Mills (Toehider) y Sara Squadrani (Ancient Bards). Pero lo realmente bueno y notable viene de parte de los instrumentalistas invitados y principalmente de los teclistas: Rick Wakeman, Keith Emerson y Jordan Rudess que son quizás tres de los teclistas más afamados de la historia de la música progresiva de ayer y de hoy. A la batería como siempre encontramos a Ed Warby (Gorefest) y también a otra estrella invitada pero esta vez a la guitarra, Steve Hackett.

Cabe destacar que el álbum necesita de varias escuchas, no porque sea difícil de digerir, todo lo contrario, sino que son tantos los matices, infinitas las atmósferas y recurrentes los continuos cambios (viajes) a través de la música que necesitamos todos nuestros sentidos al máximo para poder disfrutar de ello. Que a los tres minutos de comenzado el CD, en la segunda de las canciones The Theory Of Everything Part 1, podamos disfrutar de un apacible y deslumbrante apartado pianístico ejecutado magistralmente por Rick Wakeman y fusionándose perfectamente como uña y carne con la voz de Michael Mills corta la respiración, nos da zozobra a la vez que sosiego y cerrando los ojos nuestra mente inmediatamente comenzará a desdibujar las primeras trazas delicadas de la sinestesia.

Sería muy injusto olvidar la importancia que tienen las gaitas y flautas ejecutadas por Troy Donockley (conocido por su trabajo con Nightwish) y los primordiales violines obra de Ben Mathot a lo largo de todo el larga duración.

Después de muchas escuchas, os puedo asegurar que han sido muchas después de estar escuchando el disco cinco días seguidos y sólo teniendo oídos para él, me cuesta mucho decantarme por una canción favorita o preferida, hay tantos pasajes extraordinarios con magníficas y soberbias interpretaciones que es casi una misión imposible tan sólo elegir una, por lo que para dar pequeñas pinceladas diría que de Progressive Waves me deja alucinado la espectacular variedad sónica de cómo va mutando desde un hammond setentero a un heavy progresivo actual y cuando sin darnos cuenta nos encontremos en mitad de Irlanda danzando entre celtas, volver nuevamente a los setenta , que una batería sincopada nos devuelva al presente junto a unos teclados super progresivos y, finalmente, volver a las HIghlands para morir allí. Todo eso en apenas tres minutos… Es magia… Es Arjen Anthony Lucassen…

The Theory Of Everything Part 2 es otra magnificente muestra del genio de Mr. Lucassen. Diagnosis es otra de las que nos hará mover la cabeza por la emotividad volcada por sus cantantes y por el solo final ejecutado por Rick Wakeman o lo mismo en la instrumental Surface Tension. Debo admitir que después de tantas escuchas, los cinco minutos que conforman Potential y Quantum Chaos son de los que más se han repetido en mi mente cuando no estaba escuchando el disco, los sintetizadores del comienzo de la segunda son sencillamente de lo mejor que he escuchado en muchísimo tiempo y el resto de la porción instrumental es una verdadera obra de arte, una empírica creación de un genio…

El comienzo y posterior desarrollo de Alive! es realmente emocionante, lleno de detonantes dramáticos con los excelsos condimentos vocales de Tommy Karevik y Michael Mills. Más sintetizadores deslumbrantes e imponentes encontraremos en Collision donde nuevamente el cantante de KAMELOT hace un asombroso trabajo y ésta vez cobijado por Marko Hietalka. Magnetism es un verdadero imán folklórico-progresivo que costará muchísimo despegarnos de él. Otro de los momentos fascinantes son los que nos regalarán en primer término Fortune? en clave de Hard Rock y con un final nostálgico y misterioso y a posteriori es donde la sencillez y la emoción tuvieron un hijo y le llamaron Mirror Of Dreams, una romántica y tierna oda con tintes del medioevo. The Breakthrough es un nuevo y deleitante duelo entre Karevik y Mills con espíritu setentero y prácticamente en el final nos encontraremos con The Theory Of Everything Part 3 donde las féminas reinarán, Cristina Scabbia y Sara Squadrani, y tan sólo quedará lugar para la melancólica, apesadumbrada y misteriosa despedida con The Blackboard (reprise) donde el violonchelo de Maaike Peterse y la voz JB serán los encargados de dar punto y final para lo que es, al menos para mí, no sólo el mejor disco de AYREON, sino también y de largo, el mejor disco de todo este 2013.

En la propia web del artista ya se puede hacer el Pre-Order del disco que saldrá a la venta el próximo 28 de Octubre de 2013 y no os voy a soltar una moralina en contra de la piratería, tan sólo diré que comprando discos como este magnífico “The Theory Of Everything” no sólo estamos devolviendo un poco de todo lo que nos da este genio, sino también estamos motivándole a que siga iluminándonos con más creaciones en el futuro.

Tan sólo me resta decir una cosa… Heel hartelijk bedankt Arjen Anthony Lucassen por tantos años no sólo de buena música, sino también de inspiración y felicidad ilimitada…