[review] Blind Guardian – Legacy Of The Dark Lands, una visión cinemática y diferente de los héroes del power épico

Por José A. Luna

Hansi Kürsch – Voz
André Olbrich – Guitarra
Marcus Siepen – Guitarra
Frederik Ehmke – Batería

01. 1618 Ouverture
02. The Gathering
03. War Feeds War
04. Comets And Prophecies
05. Dark Cloud’s Rising
06. The Ritual
07. In The Underworld
08. A Secret Society
09. The Great Ordeal
10. Bez
11. In The Red Dwarf’s Tower
12. Into The Battle
13. Treason
14. Between The Realms
15. Point Of No Return
16. The White Horseman
17. Nephilim
18. Trial And Coronation
19. Harvester Of Souls
20. Conquest Is Over
21. This Storm
22. The Great Assault
23. Beyond The Wall
24. A New Beginning

Para entender el contexto y la importancia de este álbum hay que situarse en los 90´s. Ya entonces el vocalista Hansi Kürsch y el guitarrista André Olbrich empezaron a poner los cimientos de este elaborado disco orquestal al mismo tiempo que los propios Blind Guardian iban introduciendo dichos elementos en su música para hacerla más rica. Ahora, años después y gracias a la colaboración del escritor alemán Markus Heitz junto a la Filarmónica de Praga podemos ver los resultados.

De hecho la historia que hay en este “Legacy Of The Dark Lands” es la continuación del reciente libro “Die dunklen Lande” que se lanzó este mismo año por Heitz, y está basado en él ya que banda y el autor han sintetizado en estas canciones la historia de del mercenario Nicolas que aparece en el libro y que estuvo involucrado en la Guerra de los 30 años. ¿Estaría a la altura un proyecto tan ambicioso y con tantas partes? Sí, Blind Guardian ha incorporado en muchas ocasiones piezas orquestales en sus discos, pero este “Legacy Of The Dark Lands” es completamente orquestal y a otro nivel, sin duda algo diferente que probar de lo que ya conocíamos.

La conexión entre este disco y el clásico “Nightfall In Middle Earth” es innegable, no solo en estilo sino porque algunas voces de ese álbum vuelven en este: Norman Eshley, Morgoth, Douglas Fielding, e incluso el Saurom de “Nightfall In Middle Earth” nos narra la historia en este “Legacy Of The Dark Lands”…un toque emocional ya que el disco está dedicado a Fielding que falleció el pasado junio y no pudo ver acabada esta obra.

Escuchar estas 24 piezas es una maratón, un evento cinemático para el que hay que estar preparado. 75 minutos repartidos en 11 canciones y 12 introducciones que no enseñan todo lo que tienen a la primera, sino que es tras sumergirse varias veces en la historia cuando dejan ver de lo que son capaces. A diferencia de otros grupos que añaden interludios para dar una sensación de diversidad a sus lanzamientos, los de Blind Guardian aquí son esenciales para entender la naturaleza del álbum, y no solo como piezas de distracción. ¿Querías drama? Toma dos tazas.

La musicalidad y talento de los integrantes de la banda salta a la vista, siempre lo ha hecho, pero aquí Kürsch es el foco de atención y está sublime en piezas como “Dark Cloud´s Rising” donde demuestra una pasión sin censuras. Si esperabas una épica de glorioso heavy metal aquí te puedes dar un festín, y saldrás de su escucha como quien sale de una película que lo ha impresionado a tal punto de tener que contarselo a sus colegas. Muchos opinarán que esto no es metal o no es Blind Guardian por el simple hecho de no tener la fiereza de la distorsión o la percusión, pero quien es verdadero fan de la banda sabrá que Blind Guardian siempre han sido mucho más que eso.

Su gran logro está en unir lo que ya conocíamos del épico heavy metal de Blind Guardian y el mundo de la música clásico en términos de espíritu a la vez que en esencia. Se podría decir que es la versión sinfónica y orquestal de “Nightfall In Middle Earth”, y el mejor esfuerzo de los alemanes hasta la fecha con todos los dones de producción, mezcla y masterización de esta era. No decepciona, ya puedes ir preparando el altar.