[review] Bloobath – Grand Morbid Funeral

Por Nekrokosmos

Al final no deja de ser un disco mas del proyecto Bloodbath, lo cual implica diversión e intensidad a raudales (un escape de las bandas principales de sus integrantes). Holmes se ha adaptado de manera normal y no a marchas forzadas, y quienes primero le dieron la espalda a esta nueva aventura ahora empiezan a ver con otros ojos el riesgo, dejando la nostalgia de lado. Acudamos todos a éste mórbido funeral.

1. Let the Stillborn Come to Me
2. Total Death Exhumed
3. Anne
4. Church of Vastitas
5. Famine of God’s Word
6. Mental Abortion
7. Beyond Cremation
8. His Infernal Necropsy
9. Unite in Pain
10. My Torturer
11. Grand Morbid Funeral

Century Media Records

Hemos tardado en redactar esta reseña del nuevo disco de Bloodbath, lo mismo que han tardado los fans en aceptar la llega de Nick Holmes (Paradise Lost) a la voces tras la marcha de Mikael Akerfeldt, y lo mismo que tardará cualquiera en darse cuenta que éste “Grand Morbid Funeral” es un disco digno del legado Bloodbath. Rios de sangre, blasfemias, y tinta se han escrito sobre este regreso discográfico tras 6 años de ausencia ¿Sería Holmes el vocalista adecuado para la banda? Eso parecía imposible, todos vociferaban que llevaba años sin cantar dentro del estilo, y otros mas aventureros hasta indicaban que “había perdido la habilidad”. No niego que ha sido un cambio bastante abrupto (y que se me hará muy extraño escuchar canciones de otros discos de Bloodbath cantadas por Nick), pero el tiempo y varias escuchas le han dado la razón: su pútrida voz, a pesar de no ser lo potente y robusta como la de Akerfeldt o Tägtgren, encaja de manera correcta en esta nueva versión de la banda (como quedó claro en el single “Famine Of God´s Word”).

Y esa es la verdad que debemos aceptar acerca de Bloodbath en 2014: que son otra banda, con otro tipo de letras y con otro tipo de voces. Si siempre se han caracterizado por un marchado deje old school en cuanto al género death metal se trata, en canciones como “Necropsy” podemos escuchar un trato algo mas progresivo dentro del género, y donde antes había un machacón riff constante hoy hay mas variaciones y técnica a derrochar ¿Se han pasado Bloodbath al progresivo extremo? No, pero estas bocanadas de innovación hacen que el factor sorpresa nos arranque una sonrisa. Asi mismo las letras ya no solo tratan de zombies, monstruos desfigurados o posesiones demoniadas, sino que (quizás influenciados por Paradise Lost) tienen un toque algo sobrenatural y sombrío (casi gótico) que crean un híbrido espectacular de horror (solo hace falta ver el videoclip de “Church Of Vastitas”, la canción menos memorable del álbum).

¿Quiéres mas cambios interesantes? Claro: “Unite In Pain” nos trae la canción mas pegajosa y con gancho que han escrito Bloodbath jamás, que quizás algunos podrán interpretar como un giro mas comercial de la banda, pero que este servidor recibe como agua de mayo (aunque la mezcla final no sea la mas adecuada) al tratarse de la canción con los mejores registros vocales de todo el álbum. Al final no deja de ser un disco mas del proyecto Bloodbath, lo cual implica diversión e intensidad a raudales (un escape de las bandas principales de sus integrantes). Holmes se ha adaptado de manera normal y no a marchas forzadas, y quienes primero le dieron la espalda a esta nueva aventura ahora empiezan a ver con otros ojos el riesgo, dejando la nostalgia de lado. Acudamos todos a éste mórbido funeral.