[review] Dirty Army – Living In Death, un viaje inesperado

Por Nekrokosmos

Javi Mauriño – Voz, guitarra
Alex Castilla – Guitarra, voz
Álvaro Olmo – Bajo
Jesús Gómez – Batería, voz

1. What Do You Mean
2. Living In Death
3. Justice
4. Qädr
5. Nothing To Say
6. Stellar
7. Black Sea
8. Salt And Sand
9. The Road
10. You Know
11. Bonus Track

Dicen que cuanto más corto, mejor. Fue la fórmula que utilizaron Dirty Army en su debut homónimo publicado en 2017 y les funcionó de maravilla. En este nuevo “Living In Death” se aprecian cambios, empezando por la batería de Jesús Gómez que reemplaza a Dani Vibar, cambio fundamental ya que no solo se encarga de la percusión sino de la grabación completa del álbum en los Green Cross Studios. Entonces ¿Han cambiado Dirty Army su sonido? Yo diría que lo han expandido.

El error que cometimos todos, incluida la banda, fue la de catalogar a su música como stoner…porque de stoner tiene poco, y en “Living In Death” se hace más palpable que lo que la banda busca y persigue es el rock de guitarras heredero de los 90´s con fuerte toque técnico por momentos, con coros infecciosos e instrumentación musculosa que no necesariamente se ata a la distorsión y el fuzz. Desde “What Do You Mean” nos damos cuenta de ello, con el bajo de Álvaro Olmo saliendo de los altavoces para darte una bofetada, y con esas guitarras que lloran hasta hacerte mover la cabeza a un ritmo marchoso. Esto es rock n´roll, que no te engañen.

La duración de las canciones no varía mucho en relacion a su antigua refencia, incluso hay canciones más cortas, pero están mejor resueltas y la diferencia real es que llegan antes a donde quieren llegar. El registro vocal de Javi Mauriño es también más atrevido, menos lineal y con más versatilidad, incluso cediendo su protagonismo como en “Justice”, canción perfecta para dar cuenta de la madurez en el apartado compositivo de una canción que no termina de explotar hasta pasado el minuto y medio. No se han repetido y persiguen sonido paranoicos sin prisa alguna.

Tenemos que llegar hasta “Qädr” para encontrar una relación con el stoner, y quizás la energía sea mas psicodélica que otra cosa, en donde parece tener mas peso la influencia de Alejandro Castilla en las seis cuerdas, en un tema que pueden catalogar perfectamente como su “Green Machine” particular. Queda reflejado en esta mitad del álbum que han puesto principal énfasis en adornar especificamente las guitarras de este disco con un sonido limpio sin perder fuerza, claro y mucho más “solista” que las canciones del disco homónimo.

Ese alejamiento casi inconsciente del “stoner” de libro y un acercamiento más orgánico al rock sin complejos se hace palpable en “Stellar”, otro de los temas que sirven como manifiesto ya que otra de las cosas más evidentes en su particular 2019 es que Dirty Army quieren tener más instrumentación que voces. La batería, bajo y guitarras tienen más peso que las melodías vocales, mucho más, haciendo grandes partes de este álbum algo instrumental que no aburre.

Lo que nos queda de disco se nos hace una autopista lisérgica con suspiros, rasguños y una calma que solo se interrumpe a ratos por un uso inteligente de los graves como podemos apreciar en “Black Sea”, “Salt And Sand” y “The Road”, una trilogía que es como escapar en un Corvette a toda prisa en una carretera pegada al mar oliendo a salitre…estoy seguro que han probado todos los efectos y pedaleras posibles y a su alcance para llegar a tal resultado. Terminan de manera rabiosa con la rápida “You Know”, pero todavía nos queda un descenso más a los infiernos con ese “bonus track” de guitarras limpias semi acústicas y susurros tenebrosos.

El resultado final es de un disco muy pensado, menos pegadizo, mas alejado de las influencias claras del debut, que no enganchará a la primera al escucha promedio del rock mas popular que los descubrió con singles como “Limitations”, pero que una vez dada una cuarta o quinta oportunidad encontrará en “Living In Death” uno de esos discos que marcan. Es un disco difícil, que no busca la reacción inmediata sino que espera que te des cuenta de todo lo que has escuchado minutos después de que haya acabado. Tremendo artwork apocalíptico de The Braves Church que hace todavía mas atractiva esta banda sonora sobre los muertos en vida.