[review] Enter Shikari — The Mindsweep

Por Josè Solano

1. The Appeal & the Mindsweep I
2. The One True Colour
3. Anaesthetist
4. The Last Garrison
5. Never Let Go of the Microscope
6. Myopia
7. Torn Apart
8. Interlude
9.  The Bank of England
10. There’s a Price on Your Head
11. Dear Future Historians…
12. The Appeal & the Mindsweep II

Pias Spain

Una vez escuchados estos tres cuartos de hora de puro espectáculo de post hardcore ambientado con electrónica (aunque clasificar a Enter Shikari en algún género determinado es algo difícil) solo puedo darle como veredicto a este Mindsweep que es el primer gran disco del año.

Exactamente tres años después de la publicación de A Flash Flood Of Colour, su tercer álbum, Enter Shikari vuelve con las pilas cargadas y con un pan bajo el brazo en forma de nuevo álbum, The Mindsweep. Bajo el sello de Hopeless Records por un lado, y la autodistribución vía Ambush Reality (sello de la propia banda), el cuarteto inglés nos presenta doce nuevos cortes estrambóticos, tintados a más no poder con un sonido que han hecho característico.

Hablar de The Mindsweep es hablar de “barrer la memoria”, como el propio título indica. Hablar de The Mindsweep es también hablar de un álbum que aunque sí bien no dista demasiado de su predecesor, ‘A Flash Flood…’, en términos generales, poco tiene que ver. Tal y como Shikari vienen demostrando, no son capaces de repetir lo mismo de disco en disco. Aunque tengan en su mano la fórmula del éxito, desechan estructuras y se mantienen fieles. Líricamente, este nuevo trabajo no presenta extensas variaciones con los lanzamientos anteriores. Letras que en muchas canciones hacen alusión a la historia del Reino Unido o golpean contra la política.

Hablando en plata, si hay algo por lo que destaca notoriamente este Mindsweep es por tener un comienzo y un final casi idénticos. La banda quiso crear dos temas hermanos, The Appeal & The Mindsweep, para abrir y cerrar el álbum. La primera parte es sin duda alguna la canción. Es quizás la forma perfecta de comenzar un disco. Un tema que en muchos aspectos pudiera recordar a cualquiera del último disco de Architects, tanto por los sintetizadores y su atmósfera como por la progresión de la canción, la batería e incluso los coros.

 The One True Colour podría ser perfectamente la anteposición a la canción anterior. Un ritmo ligero, bailable, y una vez más coros dados forma por una excelente segunda voz. Anaesthetic, pese a que pudimos escucharla hace meses en directo, parece tener un aura renovada y fresca en su versión de estudio, y quizás por eso me parezca a priori una de las mejores canciones del álbum. The Last Garrison y Never Let Go Of The Microscope, ambas primeras canciones en ver la luz y coreables al extremo, dan paso a Myopia. Un tema que engaña durante el primer minuto gracias a una ritmo pausado y un ambiente relajante, pero que explota de una forma vibrante con gritos, riffs y samples.

El álbum se rompe al llegar Torn Apart. Una canción que descompensa totalmente el equilibrio del álbum y donde se comienza con una introducción de guitarra que ya de primeras capta la atención. Durante algunas partes recuerda mucho, muchísimo a los años de aquel Common Dreads pero que llegados al estribillo nos devuelve a la reciente época del ‘A Flash Flood’, con respecto a la cual, como he dicho, no dista demasiado en un principio. La canción se vuelve más épica a medida que avanzan los segundos, llegando a un colofón sonoro que derrocha melodía y pudiera asemejarse con alguna canción de los Linkin Park de esta década. Esta canción acaba con un hilo de unión con respecto a la siguiente, un interludio de menos de un minuto y que a su vez engarza con The Bank Of England, una tremenda crítica social.

Cuando suena There’s A Price On Your Head a más de uno se nos viene a la cabeza System Of A Down. Y es que esta pista suena totalmente a ‘SOAD’ en todos sus aspectos. La voz, principalmente, pero además el sonido estridente de la guitarra en ciertos momentos, la violencia de la batería… Quien sabe si por motivos de azar acabó sonando así o si fue un guiño intencionado.

Llegando al final del álbum nos topamos con uno de las canciones que más ha llamado la atención. ‘Dear Future Historians…’ viene a ser el ‘Constellations’ de este trabajo. La gran balada a piano durante la mayor parte de la canción que haría disfrutar a cualquiera. Es sin lugar a dudas una canción para guardar en la memoria y a la que como parte negativa podrían sobrarle perfectamente dos minutos (dura más de seis).

Y cerrando el LP, la otra parte de The Appeal & The Mindsweep, ésta más agresiva desde el principio —aunque no dejan de ser prácticamente idénticas instrumentalmente— y con más momentos de electrónica, incluye un gran guiño al exitazo Sorry You’re Not A Winner que dejará a más de uno esbozando una sonrisa.

Una vez escuchados estos tres cuartos de hora de puro espectáculo de post hardcore ambientado con electrónica (aunque clasificar a Enter Shikari en algún género determinado es algo difícil) solo puedo darle como veredicto a este Mindsweep que es el primer gran disco del año. Una evolución sonora con respecto a sus tres discos anteriores, donde suenan adultos, maduros y quizás demasiado serios para lo que nos tienen acostumbrados.