[review] Every Time I Die – Low Teens

Por Nekrokosmos

Keith Buckley – Voz
Andrew Williams – Guitarra
Jordan Buckley – Guitarra
Steve Micciche – Bajo
Daniel Davison – Batería

01. Fear and Trembling
02. Glitches
03. C++ (Love Will Get You Killed)
04. Two Summers
05. Awful Lot
06. I Didn’t Want to Join Your Stupid Cult Anyway
07. It Remembers
08. Petal
09. The Coin Has a Say
10. Religion of Speed
11. Just as Real but Not As Brightly Lit
12. 1977
13. Map Change
14. Skin Without Bones
15. Nothing Visible; Ocean Empty

El 2016 no ha sido un gran año para la música con tantas leyendas dejándonos por el camino, pero Every Time I Die pueden decir que personalmente tuvieron un año de mierda. Su batería Ryan Leger tuvo que abandonar la banda, y el líder Keith Buckley no solo tuvo que luchar con sus demonios internos al superar el alcoholismo sino que también vio como la vida de su esposa y su hijo corriendo peligro. De todo ello sale “Low Teens”, uno de los mejores discos de 2016.

Sigo sin entender como catalogan a la ligera a Every Time I Die como una banda de metalcore ¿Es que nadie escucha las influencias sureñas de canciones como “Two Summers” o el sludge imperante de “Awful Lot”?. La banda ya se lo había marcado con su anterior “Ex Lives”, y ahora regresa al mismo terreno para de la mierda y de las situaciones complicadas explotar en forma de 15 pildorazos que representan lo mas honesto que vas a escuchar este año ¿Qué lo hace diferente? Que por primera vez se abren como para hacer un disco totalmente íntimo y personal.

Every Time I Die dejan descubiertas sus heridas a través de unas letras muy comprometidas, nos dejan ver el infierno por el cual han tenido que pasar y canciones como “Petal” lo demuestran. Las guitarras siguen golpeando sin contemplación incluso en sus medios tempos, Daniel Davison cumple con el trabajo a la batería con esos ritmos alocados que hacen que no extrañemos apenas a Leger, el bajo es un arma de destrucción masiva en temas como “I Didn’t Want to Join Your Stupid Cult Anyway” marca de la casa que separa a los niños de los hombres.

Los punteos de guitarra como los de “It Remembers” y esos riffs que lo hacen todo en la canción son los que le dan la vida a “Low Teens”, porque Keith Buckley puede pasar a dejarse la voz en gritos desenfrenados a llenarnos de melodías tan inquietantes como la de esta canción. La adrenalina no cesa, ni tampoco el misterio, ni tampoco todas las sombras de unos atormentados músicos que siguen labrando su camino a base de buenas estructuras que simplemente van perfeccionando disco tras disco.

Intensidad, sudor y desesperación es lo que encontrarás en “Low Teens”. Cuando Buckley dice eso de “fuck this people, fuck this place” lo sientes en tu piel. No lo falsean, lo dicen en serio y si no estás atento te pierdes de mil detalles. A priori un disco de esos que explotan en tu puta cara, tiene mas detalles de los que dejan ver a primera escucha ¿Estas listo para los 49 minutos 27 segundos de agonía más placenteros de 2016?

header brush goetiamedia