[review] Fear Factory – Aggression Continuum, una despedida digna a Burton C. Bell en un disco maravilloso

Por Alejandro B.

Burton C Bell – Voz
Dino Cazares – Guitarra
Tony Campos – Bajo
Mike Heller – Batería

1. Recode
2. Disruptor
3. Aggression Continuum
4. Purity
5. Fuel Injected Suicide Machine
6. Collapse
7. Manufactured Hope
8. Cognitive Dissonance
9. Monolith
10. End Of Line

Al contrario de lo que cualquiera hubiese previsto, “Aggression Continuum” es un mejor disco que “Genexus” y quizás lo mejor que hayan hecho Fear Factory en décadas. Hablamos de una banda a la que se le ha perdido la fe hace mucho tiempo y que vive en el recuerdo de enormes discos de los 90´s, pero si por cosas de la vida sigues siendo fan de la banda, tienes aquí muchísimo que disfrutar. No solo porque rescatan un sonido que parece que habían perdido, sino porque aportan nuevas ideas que hacen que lamentemos aunque sea un poco la marcha de Burton C. Bell.

Al César lo que es del César, y en “Aggression Continuum” Burton suena algo más joven, suena más animado, y su voz limpia aislada así como sus rugidos son bastante efectivos. Aunque duela admitirlo, y después de criticarlo durante años por sus performances en directo, la verdad es que este testimonio de álbum deja claro que Fear Factory no serán lo mismo sin él. Dino Cazares en su guitarra sigue sin él mismo, si algo tiene es la consistencia de una planta industrial en cuanto a riffs se trata, y se ha convertido por derecho propio en el amo del sonido cibernético en el metal.

En cuanto al sonido de estas canciones, parece ser un choque frontal entre el sonido base de la banda a finales de los 90´s y un híbrido entre metalcore y melodeath que no desentona en ningún momento sino que convive en paz para añadir algo más de groove y chicha, todo lo que le faltaba a su anterior lanzamiento. Sí, estas canciones llevan mucho tiempo cogiendo polvo y ven la luz ahora, pero gracias a un tratamiento adecuando y una producción decente que no les hace sonar artificiales, pueden perdurar en el tiempo. No hay duda que su disco número 11 recicla ideas de toda su carrera, sobre todo de “Obsolete”, pero sí alguien podía hacerlo con elegancia ese era Dino Cazares. Poner a Mike Heller a la batería en lugar de programar unas secuencias ha sido todo un acierto, sin perder ese regusto a “cyber metal” por el que se hicieron conocidos.

Haber recibido “Agression Continuum” con las expectativas tan bajas ha ayudado que tras escuchar estas 10 canciones nos hayamos llevado una alegría enorme. Temas como “Recode” suenan a temas clásicos de la banda, llenos de agresividad y melodías pegadizas en voz, sin dejar de lado lo cabreado de Burton y el staccato de Dino Cazares. No todo es un camino de rosas y luego te encuentras con temas como “Disruptor”, que la banda eligió como single y que sin duda es de las peores del disco al sonar a descarto de los peores Fear Factory de “The Industrialist” con unas voces fuera de sincronía que simplemente suenan absurdas. Levantan vuelo dando nueva vida a su vieja fórmula y haciéndonos creer que Burton todavía puede dar el callo en directo, porque sería toda una gozada escucharle cantar canciones como “Purity” o “Monolith”. Lo cierto es que Fear Factory siguen siendo una banda que mantiene la atención del escucha en menos de 50 minutos, dejando una impresión positiva aunque haya canciones como “End Of Line” a la que le sobran cosas. Una despedida a la altura de Burton C. Bell y con vistas a que Dino Cazares todavía se guarda algunas buenas ideas bajo la manga. Queda esperar a alguien que llene unos zapatos enormes en uno de los clásicos de lo que en los 90’s llamábamos metal moderno.