[review] Igorrr – Spirituality And Distortion, lo mejor que han hecho hasta ahora

Por Nekrokosmos

Gautier Serre – guitarra, programación, voz
Laure Le Prunenec – voz soprano
Laurent Lunoir – voz
Sylvain Bouvier – batería

Downgrade Desert
Nervous Waltz
Very Noise
Hollow Tree
Camel Dancefloor
Parpaing
Musette Maximum
Himalaya Massive Ritual
Lost in Introspection
Overweight Poesy
Paranoid Bulldozer Italiano
Barocco Satani
Polyphonic Rust
Kung-Fu Chèvre

Este nuevo “Spirituality And Distortion” nos asegura el aspecto pesado y más metálico del sonido Igorrr desde su primer single, eso sí, mezclado de diferentes maneras con elementos de género contrastantes, como era de esperar.

No hay muchas diferencias evidentes con respecto a los registros anteriores, pero en general estas canciones funcionan de manera diferente. Las líneas de bajo tienen un sonido más grueso de lo normal y destacan bastante en la mezcla, dándole una gran esencia incluso cuando el resto de instrumentos no refleja lo mismo.

La colaboración de George Fischer de Cannibal Corpse en particular es una que mucha gente estaba esperando escuchar y que no decepciona. Su voz es tan profunda y húmeda como habitual, con una buena muestra de rango, que se ayuda mucho de la forma en que Igorrr coloca la música alrededor de su voz en un contexto nuevo para la banda, manipulando a su gusto. Hay demasiado que ver y estudiar en menos de una hora, y todo tiene algún tipo de punto o ángulo único.

Si ya eres un habitual de la banda notarás que no hay mucha presencia de guitarras en todo el álbum, al menos no una que fluctúe mucho entre las progresiones de metal distorsionado e instrumentos acústicos de su ya variedad exótica. El ambiente general es más de la misma extrañeza esperada pero con la sensación de ser una banda más grande gracias a tanta colaboración. Se dedica más tiempo a una idea, como un riff de metal o una parte de violín, en lugar del cambio maníaco cada pocos segundos.

Este enfoque extendido proporciona muchos momentos conmovedores, ya que las historias tienen espacio para jugar de una manera mucho más dramática. Te permite comprender realmente el momento y seguirlo hasta el olvido. ¿Lo mejor que han hecho? Hasta el momento un gran sí.