[review] Ihsahn, la elegencia continuista de “Ámr” que nos sigue seduciendo

Por Nekrokosmos

01. Lend Me The Eyes Of The Millenia
02. Arcana Imperii
03. Sámr
04. One Less Enemy
05. Where You Are Lost And I Belong
06. In Rites Of Passage
07. Marble Soul
08. Twin Black Angels
09. Wake

Resultará insultante en ciertos círculos decir que la carrera en solitario de Ihsahn se está llenando de tanta gloria como lo hecho por el artista noruego con las leyendas Emperor. Después de todo “Amr” es ya su séptimo álbum, pero por sobre todo una piedra mas en el templo que forma su discografía, ecléctica y desafiante. Es Ihsahn, es elegancia y controversia a partes iguales.

Si “Arktis” de 2016 te pareció un buen disco hay muchas posibilidades de que te rindas a los encantos de “Amr”, porque no solo ha decidido continuar por ese camino limpio de misterio y siniestralidad, sino que decide ampliar ese universo siguiendo una progresión natural del mismo sonido. 2 años separan estos dos discos, y la sensación es la de una reinvención de “Das Seelenbrechen” y “Arktis” con mucho mas tiempo para pensar.

A pesar de haber ayudado a solidificar uno de los pilares fundamentales del metal extremo, decide seguir moviéndose en otra dirección ayudado por sintetizadores y paisajes oscuros, en lo que hoy le convierte en un artista casi avant-garde. Quizás eso sea lo que más defina a “Amr” y a los últimos tres discos de Ihsahn, esa necesidad de no estancarse y seguir adelante, y aunque este álbum tenga mucho en común con su predecesor, es casi una versión mejorada.

El sonido es pura furia calculada, hipnótica y atmosférica donde se funden pistas arrítmicas y sonido orquestales, donde en 44 minutos deja claro que estas composiciones magistrales solo pueden venir de la mente de un genio, alguien que sabe muy bien que rodearse de sangre fresca le puede dar un extra punch a su material sin pecar ni de clásico ni de moderno.

Es el equilibrio entre luz y oscuridad en su justa medida para que ninguna parezca vencedora, todo envuelto en un manto de virtuosidad que hace que prestemos atención a cada giro o a cada gesto (como el solo de guitarra de Fredrik Åkesson de Opeth en el single “Arcana Imperii”). Ihsahn puede seguir sentado en su sofa, emitiendo rugidos sin despeinarse, y parecer mas malvado que la mitad de la escena black metal de nueva ola. Y si hablamos de black metal también tenemos que reconocer que hasta hay un pequeño guiño en “Wake” al que Ihsahn no pudo resistirse.

Puede que a muchos todavía les choque ese toque limpio tanto en voces como en guitarras que ha decidido emprender el frontman de Emperor en su faceta en solitario, pero solo hay que reflexionar un poco ¿No es mejor tener disponibles las dos facetas de Ihsahn y poder disfrutar de cada una de ellas cada vez que se pueda? En este disco hay maldad y perversión, pero de una manera seductora y sutil. Lo deja claro en la primera “Lend Me The Eyes Of Millenia” y hasta en la semi-balada “Where You Are Lost And I Belong”. Es de agradecer que la mezcla esta vez haya corregido ciertos aspectos a pulir que tenía “Arktis”, y aunque no supere ni invente nada diferente a lo ya hecho, al menos mantiene la calidad de lo entregado hasta ahora. Atrapante y enganchante, este material pasará mucho tiempo en nuestro reproductor, y también lo debería hacer en el tuyo.