[review] Ihsahn – Pharos, creatividad y genialidad a partes iguales

Por José A. Luna

Losing Altitude
Spectre at the Feast
Pharos
Roads (Portishead cover)
Manhattan Skyline (A-Ha cover)

Vamos a dejar las cosas claras desde un principio: “Pharos” es un lanzamiento excepcional. Tanto con canciones nuevas como versiones de clásicos, Ihsahn satisface completamente y atestigua cómo se está volviendo cada vez más especial a medida que pasan los años.

Como muchos artistas, Ihsahn a menudo es encasillado y estereotipado en un solo estilo, y aunque ciertamente sobresale como maestro del black metal, siempre se ha extendido mucho más allá de esas fronteras. “Pharos” es quizás el ejemplo más conciso pero poderoso de eso, y es una experiencia auditiva esencial para cualquiera que ame las composiciones densamente apasionadas e intensas.

A principios de este año lanzó el primero de dos EP de 2020, Telemark (puedes leer nuestra reseña en este enlace). Diseñado como una oda relativamente tosca y violenta a su tierra natal, a sus influencias musicales, fue un gran ejemplo de sus cualidades más duras y despiadadas. Entonces comentó que el segundo EP yuxtapondría la primera colección con “elementos más progresivos, experimentales y suaves”. Fiel a esa promesa, “Pharos” otra secuencia de cinco pistas que termina con dos versiones, y ve a Ihsahn duplicando su naturaleza más ligera, pegadiza y sinfónica. Si eso lo hace superior o inferior a “Telemark” depende de que parte de Ihsahn prefieras, pero no deja indiferente ahora que se aprecia al completo. Quizás lo único que extrañemos son más piezas originales y menos versiones.

Ihsahn explicaba sobre estos lanzamientos: “Donde Telemark se trataba de lo familiar y lo cercano a casa, Pharos adopta una perspectiva distante y una mentalidad más exploratoria”. Grabado principalmente en el estudio de su casa, con la batería adicional del antiguo colaborador Tobias Solbakk y el apoyo del líder de Leprous, Einar Solberg, trata de “los cambios sociales que todos hemos enfrentado”. Considerando lo espiritual, introspectiva y fascinante que tiende a ser la música de Ihsahn, no sorprende que explore temas existenciales y culturales en este lanzamiento.

Las tres nuevas canciones son excelentes. Pasamos de guitarras distorsionadas, armonías vocales, acordes de piano y electrónica en “Losing Altitude”, a una sensibilidad pop casi orquestal en “Spectre At The Feast”, con un solo de guitarra bastante elegante, y nos queda “Pharos” con cierto toque jazz y una seriedad sepulcral que confirma que la etiqueta de black metal se le queda pequeña ¿Y las versiones? Curiosas cuanto menos, y funcionan mejor que en “Telemark” al no intentar arrastrarlas tanto a su terreno respetando los planos originales.

Quienes prefieran su faceta más metal pueden volver a “Telemark”, pero sí eres de los que le gusta escucharle salirse de la norma aquí tienen un EP que no puede resultar tan innovador para un fan del acérrimo del prog, pero que sin duda demuestra creatividad y genialidad a partes iguales.