[review] Kamelot – Haven

Por Iñigo Dominguez Diaz

Thomas Youngblood
– guitarras
Tommy Karevik – voces
Casey Grillo – batería
Oliver Palotai – teclados
Sean Tibbetts – bajo

Fallen Star
Insomnia
Citizen Zero
Veil of Elysium
Under Grey Skies
My Therapy
Ecclesia
End of Innocence
Beautiful Apocalypse
Liar Liar (Wasteland Monarchy)
Here’s to the Fall
Revolution
Haven

Napalm Records

Hace ya unos tres o cuatro años, no recuerdo bien, la noticia del abandono de KAMELOT por parte de Roy Khan cayó como un jarro de agua fría entre los fans. Con él la banda de Thomas Youngblood había cosechado los mayores éxitos de su historia y habían conseguido situarse en la élite de power metal, en la que durante la década pasada tantos grupos surgieron.

Roy poseía una voz inimitable y parecía que la banda se asomaba al abismo pero como salido de la nada surgió Tommy Karevik, escandinavo como Roy y que para sorpresa de todos suplió con asombrosa maestría a su predecesor. Y es que Tommy es una versión 2.0 de Roy (incluso físicamente aunque esto sea totalmente secundario), es decir toma lo mejor de éste y le añade su toque personal definido por un mejor control de los tonos graves, abandonando el estilo más agudo del antiguo frontman. En Haven hay más momentos en los que intenta parecerse a él, apoyándose en tonos agudos. En mi opinión debería despegarse de ellos, Roy es Roy y Tommy debería continuar imprimiéndole ese toque personal antes comentado.

Con Silverthorn KAMELOT nos sorprendió no solo por lo acertado de la elección de su nuevo cantante sino también por la evolución de su sonido, influenciado por nuevos elementos y por tener un cierto sabor vintage, del antiguo sonido de la banda. Haven es la confirmación de ambas cosas, tanto de que gracias a Tommy como a la evolución en su sonido, se han vuelto a colocar en la vanguardia de las bandas punteras del power metal con tintes progresivos. Haven en cualquier caso es un álbum más oscuro y progresivo que su anterior, contando con menos arreglos orquestales y corales, dando paso a un mayor virtuosismo de todos sus miembros, en especial Thomas y Oliver Palotai, su teclista.

En un análisis particular de cada tema nos encontramos con una mayor diferenciación entre canciones y una mayor variedad que en su anterior trabajo. Si bien todo tiene su sentido, durante las primeras escuchas puede que descoloque un poco, pero con el tiempo se entiende la disposición final del tracklist. Este comienza con una canción muy bien conseguida como es Fallen Star, con un ritmo constante muy bien ejecutado con todos los elementos compensados. Por ejemplo hay un doble bombo pero no tocado a la velocidad de la luz. Insomnia rompe totalmente el esquema de la precedente cediendo un cierto protagonismo al teclado y con guitarras, orientándose más hacia la vena progresiva.

Citizen Zero, continúa la bajada a los infiernos, siendo un tema duro y muy oscuro muy de la época Ghost Opera. Y de repente nueva ascensión con el que ha sido el primer single Veil Of Elysium, canción en la que todos los instrumentos cambian de marcha y se aceleran poseyendo el tema un clásico estribillo muy pegadizo para corear en directo. Under Grey Skies pone la pausa y pone el toque romántico al disco, también con todos los elementos clásicos, guitarras acústicas, voz femenina (La canción es cantada a duo con Charlotte Wessels de DELAIN) y con diferentes instrumentos de viento proporcionados por Troy Donockley de NIGHTWISH, hay que reconocer que tiene un final apoteósico muy emotivo. My Therapy es el tema más inusual de todos, Tommy canta muy en el estilo de su predecesor y tiene elementos muy actuales, con franqueza me ha descolocado un poco pero no es una mala canción.

Después viene el interludio instrumental Ecclesia que sirve de introducción a End Of Innocence un medio tiempo que pasa por ser uno de los temas con más arreglos pero con estructura muy sencilla. Beautyful Apocalypse comienza con ritmos orientales y nos introduce de nuevo en atmósferas más progresivas en la que los elementos de música moderna son de nuevo muy patentes. En este punto encontramos lo que es una trilogía con tres temas completamente enlazados y que comienza con Liar Liar (Wasteland Monarchy) que pasa por ser uno de los mejores temas que haya escrito nunca KAMELOT, velocísimo pero con cambios de ritmo, con un gran trabajo de batería, guitarras y líneas vocales, en la que intervienen tres voces añadiéndose al tema la potencia death de Alissa White-Gluz, de nuevo añadiendo un final apoteósico para la colección.

Here’s To The Fall es una balada acústica con Tommy cantando a capella con un piano de fondo que sirve de descanso para lo que después llega, otro tema inusual para KAMELOT, a momentos casi death metal no solo porque dejan a Alissa desatada sino por las propias líneas instrumentales que también contienen muchos de estos elementos modernos antes comentados. El disco se cierra con una canción orquestal de título homónimo Haven que cierra el trabajo de forma majestuosa.

Canción por canción el disco vale su peso en oro y visto desde una valoración global más aún. Nos encontramos ante uno de los trabajos más completos y exquisitos del año que deleitará todos los fans de la banda y los que no lo son seguro también.