[review] Killswitch Engage – Disarm The Descent

Por Morpheus Misfit

01. The Hell In Me
02. Beyond the Flames
03. New Awakening
04. In Due Time
05. A Tribute to the Fallen
06. The Turning Point
07. All That We Have
08. You Don’t Bleed for Me
09. The Call
10. No End in Sight
11. Always
12. Time Will Not Remain

Roadrunner Records

Sin duda alguna este disco de Killswitch Engage tiene todo lo que le faltaba a los dos últimos discos de la banda con Howard Jones: tiene gancho, vuelve a lo básico (sin dar muchos rodeos ni jugar con experimentos sonoros) y es mas creíble. Es como si el mundo entero conspirara para que Jesse Leach (luego de ese discazo de Times Of Grace que editó con Adam) volviese a la banda y editara la continuación de “Alive Or Just Breathing”…y es que “Disarm The Descent” se siente exactamente asi, una continuación del camino que dejaron en 2002 y que marcaría uno de los mejores álbumes que ha parido el metalcore.

No es que “Disarm The Descent” sea un disco redondo, sin imperfecciones y lo mejor de su catálogo, pero es justamente el tipo de disco que Killswitch Engage necesitaban en este momento para volver al carril correcto y ganarse la confianza de su público de nuevo. No hay comparación entre la calidad vocal de Howard Jones y Jesse Leach (de eso no se duda en ningún momento), pero por algún motivo desconocido, las composiciones y las letras con el señor Leach suenan mas auténticas, mas cercanas y mas “directas”. Es ese tipo de disco en el que piensas que cualquier canción puede ser un potencial single (duración corta, estructura simple pero sólida, estribillos pegadizos, letras memorables).

No han puesto toda la carne en el asador, eso lo sabemos, y canciones como “Always” se sienten quizás un poco faltas de mas inspiración o innovación (no tirar tanto por el cliché), pero ese cuarteto de “The Hell In Me”, “Beyond The Flames”, “New Awakening” y “In Due Time” es simplemente mortífero…cuatro canciones para arrancar que hacen valer los 11 años que hemos estado esperando. Es metalcore y metal melódico de escuela sueca en su esencia mas básica, pero si abres suficientemente la mente podrás hasta encontrar rasgos de innovación en ciertos toques de black metal, principalmente en las pistas de batería y en ciertas partes de las guitarras dobles de Adam y Joel.

La edición especial, que es la reseñamos aqui, cuenta con dos canciones en directo + un dvd del making off del disco, que nos muestran que Killswith Engage tienen una fe renovada y hasta pasárselo bien encima de las tablas o encerrados en un estudio no les cuenta (ni les fuerza) tanto. Es la banda que todos esperábamos ver de vuelta, y solo es una demostración de que todavía saben como hacer esa fórmula que patentaron y que muchos trataron de imitar sin el impacto que “Alive Or Just Breathing?” tuvo en la escena. Jesse Leach, gracias por volver.