[review] Lacuna Coil – Broken Crown Halo

Por Iñigo Dominguez Diaz

Formación:

Cristiano Migliore- guitarras
Cristina Scabbia- voces
Andrea Ferro – voces
Marco Biazzi – guitarras
Marco Coti Zelati – bajo, teclados
Cristiano Mozzati – Batería

Tracklist:

Nothing Stands in Our Way
Zombies
Hostage to the Light
Victims
Die & Rise
I Forgive (But I Won’t Forget Your Name)
Cybersleep
Infection
I Burn in You
In the End I Feel Alive
One Cold Day

Discográfica:

Century Media Records

Website:

http://www.lacunacoil.it

Lacuna Coil es una banda con la que mantengo un especial idilio desde que por primera vez pude presenciar un concierto suyo (Wacken 2001) cuando en España eran aun poco conocidos. Por aquel entonces solo llevaban a sus espaldas dos trabajos y corrí raudo a adquirir en un puesto del festival Unleashed Memories, el que para mí ha sido uno de los referentes en lo que a metal gótico se refiere. Desde entonces ha llovido mucho y si algo me han demostrado a lo largo de estos años, es su capacidad para innovar, el gusto intentar cosas nuevas y la valentía al hacer ambas cosas.

Han tocado el metal industrial (Karmacode), el pop metal (Shallow life) y el rock moderno (Dark Adrenaline). Así que lo primero que pensé cuando tomé en mis manos Broken Crown Halo es que tocaría ahora.  Pues resulta que una de continuidad, es decir se siguen moviendo en el rock moderno, gótico/ industrial, pero con un elemento añadido: la oscuridad. Es con diferencia su álbum más sórdido, rabioso y potente en mucho tiempo, algo que se nota tanto en las líneas vocales y de guitarra, en las ambientaciones (mucho más presentes que otros trabajo suyos) como sobre todo en las letras, salidas de un proceso compositivo en el que la banda sufrió muchas dificultades personales, lo que se refleja en el resultado final del redondo.

Dicho lo anterior, Broken Crown Halo representa una madurez inesperada para puesto que estaba acostumbrado a los giros de guion con ellos. Esta continuidad ha ayudado a asentar todas y cada una de las fortalezas de la banda, las bases rítmicas pesadas, las guitarras simples pero efectivas y por encima de todo, la combinación vocal de sus dos cantantes masculino Andrea y femenino, la encantadora Cristina. El primero ha endurecido alguno de sus registros llegando incluso a tonos death en alguno de los temas. Ella ha sabido volver a sonar a la Cristina de Unleashed Memories, con eso lo digo todo. La pena es que hace poco dos miembros importantes de la banda Cristiano Mozzati y Cristiano Migliore, batería y guitarrista respectivamente, han abandonado la banda, rompiendo la formación original de la misma que se mantenía desde sus inicios en el ’98. Veremos cómo pueden sustituirlos y que no afecte en exceso al futuro del grupo.

El disco comienza con todo un puñetazo en la cara como Nothing Stands In Our Way, con ciertas reminiscencias de su época industrial, sin duda el mejor del disco. Continúa en esa línea con Zombies, aunque es una canción más rápida, Hostage To The Light cantada solo por Cristina y que rebaja un poco tono de las dos anteriores. Victims tiene líneas similares a la anterior pero ahonda más en la tristeza y la desesperación, la aparición de Andrea le imprime al tema esto último.

Die And Rise perfectamente podría haberse incluido en Karmacode, en éste es Andrea el que canta prácticamente en solitario y las guitarras poseen una distorsión de la vieja escuela de los grupos de metal industrial americano. I Forgive (But I don’t forget your name) tiene un ritmo muy comercial sencillo con arreglos de cuerda de fondo que le dan un toque especial, Cybersleep acrecienta el tono calmado de la anterior y la convierte en la balada del disco.

Infection, vuelve al punto dónde lo dejaron los dos primeros temas, rudo y duro a la vez, otra de las grandes canciones del disco. I Burn In You, es otro de los buenos pero en éste se baja un poco la velocidad respecto al anterior, como canción lenta es la mejor del disco. In The End I Feel Alive, otro tema con muchos arreglos que no desmerece a los anteriores, aunque en este el trabajo vocal es un poco más flojo. Para terminar, One Cold Day, es un tema muy trabajado con piano inicial, que como el título ya indica termina de manera un poco fría el disco, Cristina canta muy bien pero poco más.

Poco más que decir, un disco variado, con reminiscencias al pasado y que representa una cierta continuidad para una banda con marcado carácter innovador. A veces reafirmarse es el paso necesario para poder evolucionar y desde luego no está reñido con ofrecer productos de calidad.