[review] Leprous – The Congregation

Por Nekrokosmos

Einar Solberg – Voz, sintetizadores
Tor Oddmund Suhrke – Guitarra
Øystein Landsverk – Guitarra
Baard Kolstad – Batería

1. The Price
2. Third Law
3. Rewind
4. The Flood
5. Triumphant
6. Within My Fence
7. Red
8. Slave
9. Moon
10. Down
11. Lower

Century Media Records

Para resumirlo y dejarlo simple podríamos decir que Leprous se han domesticado. Ya no son la bestia salvaje de experimentación de sus dos primeros discos, y si en “Coal” ya apuntaban a un refinamiento de las maneras, es en este “The Congregation” donde confirman que los derroteros experimentales y los cambios de ritmos sorpresivos ceden su puesto a una música mas minimalista, relajada, y hasta ambiental. Pero decir solo eso de “The Congregation” sería pecado.

No es malo ni mucho menos que Leprous sigan este camino, pero que sirva de advertencia para todos los que esperabais encontraros con un disco como “Bilateral”, porque “The Congregation” es un paso mas adelante de “Coal” en cuanto a sentar unas bases pre-definidas para su sonido. Que el factor sorpresa no esté presente en este disco no le quita mérito al gran trabajo compositivo de la banda, aunque si podría darse el caso de que la ausencia de ambos guitarras en el proceso de composición haya dado a luz a un disco diferente de lo que podría haber sido.

“The Congregation” se centra bastante en las melodías y sus respectivos ganchos, pero por sobre todo se centra en la voz de Einar como capitán a bordo (para algo es principal responsable de la composición de estas 11 canciones), haciendo que la instrumentación siga sus ordenes y no resalte ningún instrumento mas allá del rango vocal del noruego. Leprous han tenido la habilidad de hacer un disco diferente en cada ocasión, y ésta vez (aunque la producción sea muy parecida a la de “Coal”) han vuelto a demostrar su habilidad para no seguir una fórmula.

Una mención aparte merecen las pistas de batería de Baard, que bien pueden seguir un patrón monótono según que canciones, pero deleitar con giros impredecibles en ciertos detalles que engrandecen una canción según va creciendo en tu interior. Al final han hecho un disco con claros singles, pero quizás no es especialmente lo que ha atraído de ellos en primer lugar. Un disco de cuatro estrellas, donde todo está hecho bien y sin excesos ¿Pero es suficiente? Según lo que esperes, nosotros sin duda no los perderemos de vista en el Be Prog! My Friend.

https://www.youtube.com/watch?v=BavHxNuRAlA