[review] Lingua Ignota – Sinner Get Ready, una escucha profundamente incómoda

Por Natalia Garcia

1. THE ORDER OF SPIRITUAL VIRGINS 09:10
2. I WHO BEND THE TALL GRASSES 06:28
3. MANY HANDS 05:15
4. PENNSYLVANIA FURNACE 05:46
5. REPENT NOW CONFESS NOW 05:48
6. THE SACRED LINAMENT OF JUDGMENT 05:22
7. PERPETUAL FLAME OF CENTRALIA 05:34
8. MAN IS LIKE A SPRING FLOWER 07:16
9. THE SOLITARY BRETHREN OF EPHRATA 05:11

Si conoces el trabajo anterior de Lingua Ignota sabrás que no tenía sentido hacer una segunda parte de ‘Caligula’ de una manera tan visceral y apabullante, y es por eso que Kristin Hayter ha decidido seguir otro camino para esta continuación. Su voz operística le sienta de muerte a un disco casi acústico y folk. El minimalismo a la vanguardia, deshaciéndose de todos esos arreglos rimbombantes, pero aun consiguiendo un sonido siniestro y terrorífico que te deja helado.

Con ‘Caligula’ ya sentimos una angustia penetrante, pero lo cautivador de este ‘Sinner Get Ready’ no debe subestimarse a pesar de que pisa aguas más tranquilas. Podemos ver aquí movimientos más sutiles y sofisticados, como los coros de “The Order Of Spiritual Virgins” que se funden a la perfección con ese piano y la explosión de ruidos que acaba en un frenesí de voces desconcertantes. El tono del disco es el de la soledad, y hablando dota de silencio al mismo.

Kristin sigue explorando y abriendo más su mundo, siempre sin moderación y mostrando una gracia relativa sin sucumbir nunca a lo que viene después. Se puede sentir en todos los elementos, ya sea en “I Who Bend The Tall Grasses” pasando de los gritos espeluznantes a las vocalizaciones angelicales, o como en “Man Is Like A Spring Flower” donde los golpes de banjo suenan extraordinariamente intimidantes.

También hay momentos de paz sin adulterar como “Perpetual Flame Of Centralia” con unas letras inquietantes pero donde nunca se desvanece su serenidad sonora. En este disco lo distinto parece más transparente, y lo destructivo más peligroso. Si hay algún punto de inflexión en este álbum ese es “Repent Now Confess Now” donde Lingua Ignota y un coro audiblemente incómodo llaman a las puertas del infierno, de tal manera que resulta hasta espiritual. Como hemos dicho antes es la angustia la que corre por la sangre de este disco, manchando todo lo que toca y dejando imperfecciones engañosamente intrascendentes.

La experiencia de escuchar ‘Sinner Get Ready’ es profundamente incómoda y difícil de digerir. Unidos por su atmósfera paralizante, son las voces y la instrumentación escasamente abrumadora las grandes ganadoras de este disco. Es extraño, penetrante, y pretende serlo en el buen sentido.