[review] Myles Kennedy – The Idles Of March, redundante teniendo a Alter Bridge

Por Nekrokosmos

Myles Kennedy – Voz, guitarra
Zia Uddin – Batería y percusión
Tim Tournier – Bajo

1. Get Along 04:12
2. A Thousand Words 03:41
3. In Stride 03:47
4. The Ides of March 07:39
5. Wake Me When It’s Over 04:44
6. Love Rain Down 05:00
7. Tell It Like It Is 04:16
8. Moonshot 04:57
9. Wanderlust Begins 04:06
10. Sifting Through the Fire 04:26
11. Worried Mind 04:41

En todo este tiempo que ha pasado de ser un ex-profesor de guitarra a rockstar, Myles Kennedy se ha labrado una buena reputación tanto con Alter Bridge como vocalista de Slash en su banda The Conspirators. Su voz se ha convertido en icono del rock americano, y era momento de ver si tener un segundo álbum en solitario valía la pena.

Si su primer disco en solitario “Year Of The Tiger” nos mostraba a un Kennedy más desnudo y con lo básico, desde la primera “Get Along” nos damos cuenta que intenta llenar cada espacio con electricidad y energía que le respaldará en la aventura completa. Por momentos podemos confundir esta apertura con una canción de Alter Bridge, y ya empieza a sembrar dudas sobre si sabe separar cada entidad en sí misma.

Para la tercera canción empiezan a disiparse un poco las dudas, empezando a tomar todo un color más personal, cuasi-americana con grandes toques sureños en guitarra y una calidez diferente en su voz. Al parecer este es el disco en donde Myles abraza sin complejos esa influencia del country rock que le ha perseguido a lo largo de los años pero que no ha querido hacer tan evidente. Consigue a través de la melancolía y unas letras que parece vivirlas en su propia piel enganchar desde la primera escucha, y es que su habilidad para crear canciones coreables permanece intacta.

Es en canciones como “Love Rain Down” en donde despliega todos sus trucos, sienta a sus oyentes y les hace partícipes de la emoción que quiere transmitir, el de un vocalista realmente afectado por su arte con la habilidad para dar un cuerpo perfecto a todo lo que hace. Hace gala de su instrumento sin pudor, y en la final “Worried Mind” llega a notas que algunos solo soñarían, para dejarnos en un estado de shock donde podría estar cantando sobre la lista de la compra y no nos importaría. Es el blues que se desparrama de su boca, la musicalidad de la que dota a todo el álbum.

Pero hay momentos, no vamos a mentir, en que es muy difícil distinguir una obra suya en solitario de las canciones de Alter Bridge. Sea una suerte o una maldición, emplear tantos géneros distintos en un lanzamiento hace que sea una montaña rusa donde hay evidentes momentos altos y otros bajos, pero siempre con una sombra que lo persigue: el de la banda que tiene junto a Mark Tremonti. La instrumentación, la producción y el empaque bonito en mezcla era algo de esperar en un lanzamiento suyo, pero no podremos criticar a quienes ven en esto algo redundante que se puede hacer repetitivo o que da la sensación de ser un show-off teniendo a Alter Bridge todavía en activo.

⚡ Puedes comprar “The Idles Of March” de Myles Kennedy en este enlace.