[review] Noviembre – Cercovivo, el disco de post-hardcore y emo rock que no puedes dejar pasar por alto

Por Nekrokosmos

Raúl López – Bajo, voz
David Morán – Batería
Sergio Bazán – Guitarra
David Romero – Guitarra

01. Aokigahara
02. Komorebi
03. No Siempre
04. Accidentes
05. Carcosa
06. Astenia
07. Martir
08. A Flor De Piel
09. De Todas Las Formas Posibles
10. Cercovivo
11. Trono Marchito

No pasa siempre pero hay ocasiones en las que los algoritmos de las plataformas de streaming y las redes sociales dan en el clavo, y uno se lleva más de una grata sorpresa. Es mi caso con Noviembre, banda de post-hardcore de Collado Villalba (Madrid) que resurgen de las cenizas de la banda Ghosts And Me. Su disco debut ‘Cercovivo’ se terminó de grabar en agosto de 2023 en los estudios California de Madrid y entra de lleno en nuestra lista de lo mejor nacional de este año tras haberlo descubierto por accidente. Gracias Instagram.

Es importante recalcar que Noviembre nace de las cenizas de otra banda, y es que justamente ese resurgir se convierte en una de las temáticas pilares de este disco . Ellos lo explican de maravilla: son como esas hojas caducas de otoño que sirven de fertilizante para una nueva vegetación, y es que en lugar de tirar la toalla una vez se fueron desinflando sus convicciones, lo que han hecho ha sido buscar nuevas vías artísticas. Lo que vais a escuchar aquí os podrá recordar a PUP, Title Fight, Thrice, Catorce o Viva Belgrado…esa sensibilidad emo, esas estructuras post-hardcore, y ese deje alternativo del punk.

El grupo vuelve a definirse de manera perfecta: “composiciones crudas y ambivalentes que se mezclan con estribillos coreables y letras nostálgicas”. Es justamente eso lo que hay en estas 11 canciones, desde el inicio casi screamo con guitarras post-rock de “Aokigahara” hasta el cierre emo rock de “Trono Marchito”. La sensación final es la de canciones que no resultan forzadas, y lo crea usted o no, que suenan honestas incluso en castellano. La poesía está ahí, lo que tanto nos recuerda justamente a bandas como Catorce, pero hilada con precisión quirúrgica con una energía que termina siendo vigorizante.

En “Accidentes” dicen cosas como “que liberador es ser honesto, ya sé que no voy a vivir de esto”, y es justamente esa despreocupación por intentar “petarlo en la música” lo que hace que su música triunfe a la primera escucha. Es como si la banda, tras varias derrotas, lo único que quiera es pasárselo bien y contar sus anécdotas entre quienes estén dispuestos a regalarle unos cuantos minutos. Que nadie se engañe, hay momentos donde ‘Cercovivo’ suena cabreado y rabioso, pero nunca llega a ser un grito de auxilio sino más bien uno de libertad, el sonido de una banda que ha descubierto que todas esas experiencias que pueden llevar a la depresión también pueden ser liberadoras si se canalizan de la manera correcta.

En composiciones como las de “Carcosa” vemos que no estamos ante una banda novel, que siendo un disco debut destila las muchas horas encerrados juntos con ensayo y error. La guitarra solista de Sergio Bazán y la rítmica de David Romero no son cosa del azar en esa lucha por no sonar ambiciosas cuando están cargadas de talento e inspiración, y sin sonar a una copia descarada beben mucho del rock americano de principios del 2000 con carácter más experimental. Las baterías de David Morán y el bajo de Raúl López consiguen una unión perfecta, y todo sonando a la vez tiene una mezcla orgánica resultado de saber exactamente lo que se quiere. La voz limpia de Raúl se funde de maravilla con los gritos de sus compañeros, y cuando menos te lo esperas estás tarareando no solo las letras sino los patrones de percusión o esos riffs pegadizos.

‘Cercovivo’ termina siendo una puerta abierta que invita a ver la realidad de las bandas del underground más allá de las fotos finales de concierto con salas llenas, perfiles cargados de miles de seguidores y demás trucos para aparentar algo que se desmorona a la primera comprobación. Más allá de la técnica, ‘Cercovivo’ deja claro que más miserable que la vida estando en una banda underground es la vida sin estar en ella, sin hacer música. Si lo tuyo son canciones que capturan los sentimientos más lúgubres pero que al final del día te hacen sentir bien contigo mismo, Noviembre son tu banda.

www.instagram.com/wearenoviembre