[review] Obey The Brave – Salvation

Por José Á. Solano.

01. Short Fuse
02. Raise Your Voice
03. Up In Smoke
04. Into the Storm
05. Next Level
06. Back In the Day
07. I Am Winter
08. Lone Wolf
09. C’est la vie
10. Full Circle
11. North Strong
12. Brave the Fire

Obey The Brave son ese grupo que puedes no haber escuchado en la vida, pero que con solo decir que está formado por ex-miembros de Despised Icon, Blind Witness y In Dying Days te puedes imaginar cómo suenan. Más allá de eso, el éxito y la popularidad les ha acompañado siempre. Ya hace varios años, en 2011, cuando se fundaron, confirmaron unas cuantas fechas por Estados Unidos y Canadá y en solo dos semanas ya arrastraban 14.000 likes en Facebook sin haber sacado una sola canción.

Ya con su álbum debut en el mercado (Young Blood, 2012) dejaban claro que como bien dice el título del álbum, ponían sangre joven y fresca a una decadente escena metalcore. Ya en este trabajo nos soltaban ‘perlas’ contundentes y con mucha influencia hardcore, habiendo grandes momentos 2step. Sí bien, con este nuevo lanzamiento -Salvation- la cosa es un poco distinta.

Este Salvation de Obey The Brave es un disco para sentarse a escuchar porque si esperas ponerte a dar patadas voladoras lo vas a tener complicado. En cuanto a características musicales no podemos esperar mucho más allá del Young Blood. Los ritmos suelen ser prácticamente calcados, sin haber ninguna canción que destaque por su velocidad o un uso exagerado del doble pedal. En este aspecto no ha cambiado casi nada en cuanto a lo anterior.

Eso sí, cabe destacar una novedad considerable con respecto a lo que hacían antes, y es la inclusión de melodías tanto en la guitarras como en la voz. Alex Erian (vocalista) no renuncia a usar su voz gutural pero incluye un registro distinto, y es que mezcla esa voz gritada con melodías haciendo un sonido bastante agradable de escuchar (al menos en estudio, veremos en directo). Así, Alex toma prestada esa fórmula de grito-melódico que está ahora tan de moda y que abanderan otros cantantes como Sam Carter (de Architects) o Jonathan Vigil (The Ghost Inside).

No es casualidad esta última comparación entre The Ghost Inside y Obey The Brave, porque aunque los canadienses siguen manteniendo su esencia metalcore, la incorporación de estos elementos melódicos (que para los más puristas ya puede ser motivo de “venta” o “comercialización”) hacen que estos suenen muy, mucho, demasiado a cualquier tema poco-cañero de The Ghost Inside. Como digo, OTB (para abreviar) tampoco son un grupo que abusen de ritmos rápidos -TGI tampoco, pero sí algo más- sino que tiran más hacia elementos pesados, de estos que te hacen querer golpear en un pit.

A destacar de este Salvation pueden estar, por ejemplo, Full Circle, Raise Your Voice, Into The Storm o Lone Wolf. Este último tema precisamente muestra una importante influencia melódica en las guitarras, haciéndolo uno de los temas más suaves de este disco.

En definitiva, si te gustó la fórmula de aquel Young Blood no dejes de escuchar este Salvation porque no tiene nada que envidiarle. Sin ser en absoluto un disco para enmarcar y que dudo que esté entre los mejores del género en este 2014, está bastante bien y tiene algunas canciones que se podrían guardar en cualquier playlist de temazos.

Por lo demás, veremos qué tal se defienden estos canadienses en directo. Los días 22 y 23 de noviembre estarán tocando en Barcelona y Madrid, respectivamente, dentro del Impericon Never Say Die! Tour.