[review] Pain Of Salvation – In The Passing Light Of Day

Por Nekrokosmos

Daniel Gildenlöw – Voz, guitarra
Ragnar Zolberg – Guitarra, coros
Daniel D2 Karlsson – Teclados, coros
Gustaf Hielm – Bajo, coros
Léo Margarit – Batería, coros

01. On A Tuesday
02. Tongue Of God
03. Meaningless
04. Silent Gold
05. Full Throttle Tribe
06. Reasons
07. Angels Of Broken Things
08. The Taming Of A Beast
09. If This Is The End
10. The Passing Light Of Day

Y tras un par de lanzamientos suaves, por fin Pain Of Salvation han sacado un disco oscuro, feo, agresivo, oscuro, y conceptual…uno que sin temor a exagerar podemos colocar entre lo mejor de su catálogo.

Daniel Gildenlöw solo ha necesitado estar al borde de la muerte (hecho verídico, por lo cual la banda lleva desde 2014 en parón tras una infección del líder de la banda que casi lo aleja de entre los vivos) para saber que lo que debía hacer era regresar al metal progresivo de discos con profundidad, son mucho sentimiento, y por sobre todo con una historia que no gusta pero que no puedes dejar de seguir. Todo esto es “In The Passing Light Of Day”, un disco que engancha de primeras y que se vuelve en una adicción según más lo escuchas.

Nos lo dejan claro desde la primera “On A Tuesday”, porque este es un disco de metal con varios elementos marca de la casa de Pain Of Salvation, como el juego rítmico entre el bajista Gustaf Hielm y el batería Léo Margarit. No bajan la intensidad en las siguientes dos “Tongue Of God” y “Meaningless”, despejando dudas sobre si solo sería un disco de grandes singles y mucho relleno. Piensa en su disco “Scarsick”, porque no han hecho canciones tan duras en…mmm ¿14 años? Es la gracia que tiene este combo, que tienen ideas dentro del metal progresivo pero sin utilizar todo lo cliché del género. Siempre ha sido sobre como hacer algo nuevo con lo de siempre, saliendose de los cánones del género.

Después de todo este torbellino son capaces de presentar canciones como “Silent Gold”, donde una emotiva pista de piano conduce toda la canción y da paso al quiebre de voces de Daniel en mil fragmentos, cada uno de un tamaño diferente. Siempre ha dado la sensación de tener una voz bastante frágil y aquí no cambia de tercios, pero la bella verdad es que es tan sólida que podemos afirmar que en este álbum empuja aún mas las fronteras auto impuestas en otros álbumes de la banda.

La segunda parte del álbum descansa mas en los laureles del rock progresivo, aunque sin perder esa tonalidad agresiva y pesada. No es un disco de tecnicismos (aunque los teclados de Daniel D2 Karlsson son de levantarse y aplaudir), no hay solos realmente sobresalientes (aunque las guitarras tanto de Gildenlöw como de Zolberg sean espectaculares) sino que se trata de un trabajo de equipo, de una unidad que puesta en marcha suena terriblemente efectiva.

Todo termina con los 15 minutos que dura la canción “The Passing Light Of Day” y que reúne todo lo emocional del álbum, con esas letras hirientes y difíciles de tragar, con esos cambios de luz a oscuridad. Quien haya pasado por una relación complicada se verá reflejado en esos minutos, quien adore un acercamiento diferente al metal progresivo en 2016 lo tendrá como su canción de cabecera desde ya. Pain Of Salvation dan el primer golpe en la mesa a candidato de mejor álbum de 2017 y solo hemos empezado. Han vuelto a reclamar su posición en la liga de primera división.

header brush goetiamedia