[review] Slayer – Repentless

Por Nekrokosmos

Kerry King – Guitarra
Gary Holt – Guitarra
Paul Bostaph – Batería
Tom Araya – Voz, bajo

1. Delusions of Saviour
2. Repentless
3. Take Control
4. Vices
5. Cast the First Stone
6. When the Stillness Comes
7. Chasing Death
8. Implode
9. Piano Wire
10. Atrocity Vendor
11. You Against You
12. Pride in Prejudice

Creo que a estas alturas nadie duda del aporte significativo que supuso Jeff Hanneman al legado de Slayer, no solo componiendo gran parte de sus clásicos, sino ayudando a la banda a ser los reyes indiscutidos del sub-género que ayudaron a moldear dentro del metal. Su muerte en 2013 dejó un gran vacío, y si a ello sumamos la salida de Dave Lombardo por problemas con su contrato, era mas que obvio que éste “Repentless” sería muy esperado. Nadie duda de la relevancia que ha tenido Slayer en el metal, ahora el tema era probar si dicha relevancia sigue intacta. Lo sigue.

Gary Holt lleva ya unos años de gira con la banda, y Paul Bostaph ya estuvo presente entre 1991 y 2002 (la primera salida de Lombardo), por lo cual el cambio de formación poco se ha notado el sonido del grupo. Si es de agradecer el gran trabajo de shred y de solos de guitarra que realiza el guitarrista de Exodus en “Repentless”, porque canciones como “Implode” o “You Against You” no sonarían iguales sin su aporte. No nos engañemos, King y Araya se lo guisan y se lo comen, por lo cual todo el material en “Repentless” ha sido escrito por ellos, alegando que “los fans aun no estaban preparados para escuchar a un músico fuera de Slayer escribir material para el grupo”. Si que hubiese sido interesante ver que Holt y Bostaph podrían haber contribuido en estas 12 canciones.

El principal cambio con el material anterior es que “World Painted Blood” estaba mas centrado en las baterías, y a pesar de ser un material divertido, ésto restaba puntos al mirar el cuadro completo. Slayer siempre ha sido de riffs contundentes, y es lo que devuelve este “Repentless” a la banda. Las guitarras se han puesto por delante en la mezcla, ha vuelto ese tono pesado de guitarra que lo abarca todo. Se trata de un disco tributo a Hanneman, y por ello el álbum no baja el pie del pedal en todo el tracklist, inclusive en canciones con medios tempos o intros lentas como “Cast The First Stone” o “When The Stillness Comes” nos recuerda a lo mejorcito del material compuesto por Jeff en “Seasons In The Abyss”.

“Repentless” no es el álbum que te presentará a unos nuevos Slayer, sino que simplemente celebrará con creces todo lo que la banda representa y defiende. Quizás si la banda continúa con esta formación podamos ver vestigios de evolución con el aporte de Bostaph y Holt, pero tampoco es lo que muchos fans desean. Son los Slayer que conoces, en un buen formato y con un sonido compacto. No es atmosférico, es simplemente brutal y directo. Es bruto, conciso y a la yugular…quizás como muchos deseamos. Si algo no está roto no hay por que reemplazarlo, y aunque Slayer no digan nada nuevo en “Repentless”, han dicho todo lo que se esperaba que dijesen.