[review] Svalbard – The Weight Of The Mask, armonías efervescentes y poéticas

Por Nekrokosmos

Serena Cherry – Voz, guitarra
Liam Phelan – Guitarra
Matt Francis – Bajo
Mark Lilley – Batería

01. Faking It
02. Eternal Spirits
03. Defiance
04. November
05. Lights Out
06. How To Swim Down
07. Be My Tomb
08. Pillar In The Sand
09. To Wilt Beneath The Weight

Todavía tenemos en la memoria ese maravilloso set de Svalbard en el Resurrection Fest de hace unos años. La banda ha ido creciendo exponencialmente y aquí estamos ante su disco debut para un gran sello como Nuclear Blast. ‘The Weight Of The Mask’ nos muestra el lado más sensible de la música agresiva, con temas que tocan asuntos delicados como la salud mental. De post-hardcore a shoegaze, siguen sin caber en ninguna etiqueta concreta y eso nos flipa.

El cuarteto inglés lo reafirmaba en su anterior ‘When I Die Will I Get Better?’ de 2020, y es que han conseguido ese aura de un grupo que presenta algo único y consistente en tiempos de turbulencia creativa. Aquí tenemos canciones que están llenas de preocupaciones melancólicas que se traducen a su sonido, todo a través de una fuente caleidoscópica de ruido atrayente. Si alguna diferencia vemos con el resto de su catálogo es que en ‘The Weight Of The Mask’ llegan a un sonido más redondo y opulento.

No han querido ablandarse para vender más, como lo demuestran en “Faking It” con esa furia hardcore y death melódica que lo lleva todo a un torbellino de riffs y gritos enfurecidos. La elegante voz de Serena Cherry convierte el caos en un río de lágrimas cuando cambia del gutural al melódico, y aquí lo podemos comprobar en temas como “Eternal Spirits” y “Defiance” que fluyen como la seda. Gran trabajo también de Liam Phelan a los coros y como segundo vocalista, que conspira para tocar todas las fibras sensibles en canciones como “November”, a las que aplica unas armonías efervescentes y poéticas que nos arrastran a un sueño del que no queremos salir.

Y de ese cuasi funeral doom salimos a algo más rápido como “Lights Out”, unas cascada in crescendo que pasa del shoegaze a una grandiosidad que se puede colar en su setlist como un himno indiscutible y palpitante. Dejan lo más precioso y devastador para el final, con ese “To Wilt Beneath The Weight” que baila entre el black metal y lo más emocional del rock ochentero.

El productor Lewis Johns se ha encontrado a una banda que disfruta de lo que hace y que se encuentra en su mejor momento tanto como compositores y músicos sacando todo el jugo a sus instrumentos.‘The Weight Of The Mask’ es un ejercicio de catarsis con un vigor y una vitalidad que te arrastra hasta lo más triste para elevarte y dejarte como nuevo. Es como una larga noche llorando y gritando, para despertarte luego con las fuerzas renovadas.