[review] Touché Amoré – Lament, brutal terapia de honestidad

Por Nekrokosmos

Jeremy Bolm – voz
Clayton Stevens – guitarra
Nick Steinhardt – guitarra
Tyler Kirby – Bajo
Elliot Babin – Batería

Come Heroine
Lament
Feign
Reminders
Limelight
Exit Row
Savoring
A Broadcast
I’ll Be Your Host
Deflector
A Forecast

“Stage Four” fue un disco bastante íntimo que debería separarse del resto de la discografía de Touché Amoré, ya que estaba centrado en la pérdida personal del vocalista Jeremy Bolm, que vio como su madre sucumbía al cáncer. De todas maneras sirvió como precedente para que la banda de post-hardcore y screamo incluyese influencias del rock más oscuro en su música, bebiendo principalmente de Nick Cave. Esto todavía se puede ver en este nuevo “Lament”.

Es cierto que este nuevo disco de Touché Amoré se sentirá más como un “regreso a las raíces” para los viejos fans de la banda, ya que es un disco más crudo, más a capella (como sus directos), pero sigue encerrando la belleza, la honestidad, y sobre todo el dolor que alcanzaron en “Stage Four”. En este “Lament” encontramos todo aquello que adoramos de Touché Amoré: la dureza, lo ruidoso, el amor, la tranquilidad, el hardcore y lo pesado con melodías por momentos felices…pero sobre todo esas letras que una vez escuchabas encuentran su tumba en nuestra piel, para nunca abandonarnos. “Reminders” es un gran ejemplo de esto, acercándoles al pop-punk.

Pero es en canciones como “Feign” donde encontramos la esencia de este nuevo lanzamiento, y de alguna manera por lo que se recordará a Touché Amoré cuando se hable de ellos en unas décadas. Es la batalla de calma contra caos, de punteos que pueden parecer baladas contra la voz agoniosa de Bolm que va in crescendo con la percusión de canciones que van doliendo según van avanzando, pero que siguen teniendo un gran gancho que nos hace ponerlas una y otra vez, single tras single.

La elección de Andy Hull de Manchester Orchestra en “Limelight” es sublime, y junto con “I’ll Be Your Host” puede que estemos hablando de las canciones más pegadizas, y por qué no, comerciales de la carrera de Touché Amoré, una banda que sigue experimentando de a poco y sin perder su esencia va acercándose a un público más amplio fuera del screamo y el post-hardcore. 2020 ha sido y sigue siendo un año de mierda, y la final “A Forecast” es como ese abrazo que muchos de nosotros necesitamos en estos momentos. “Lament” es una terapia que puedes usar una y otra vez sin cansarte, parece que Ross Robinson no la ha cagado esta vez.