[review] Triptykon – Melana Chasmata

Por Marcos Codas

01 – Tree Of Suffocating Souls
02 – Boleskine House
03 – Altar Of Deceit
04 – Breathing
05 – Aurorae
06 – Demon Pact
07 – In The Sleep Of Death
08 – Black Snow
09 – Waiting

Cuando Tom Warrior anuncio lo de Celtic Frost, creo que mas de uno habra pensado lo mismo que yo: “Mierda!”. La verdad es que el black-proto doom metal pionero de Celtic Frost venia congelando sistemas de sonido desde que en el año 1985 vio nacer a “To Mega Therion”, y el futuro incierto de aquel movimiento de culto se veia en peligro.

Sin embargo, de las cenizas de aquel Celtic Frost de antaño surge Triptykon, que con su debut Eparistera Daimones daba CPR a aquella leyenda Celtica que parecia ya muerta.

Ahora, a años de aquel debut (criticamente aclamado, y recibido en palmas de victoria por los fans), Triptykon presentan Melana Chasmata, y la promesa de aquel frio nordico es mas real que nunca.

La verdad es que este segundo LP de Triptykon es una evolucion natural de Eparistera Daimones: Suena un poco mejor, las melodias estan un poco mejor trabajadas, las dinamicas estan un poco mas notorias.

Canciones como “Breathing” traen no solo un groove mas derivado de palm muting, sino tambien un doble tempo que hace que exista una notoria distincion entre Melana Chastama y su predecesor: apuestas (mientras que canciones como “Aurorae” hacen lo suyo para plasmar el legado ya existente del proyecto).

Estas apuestas, en parte al futuro y en parte al pasado, transforman a Triptykon, de una evolucion natural de Celtic Frost, a una entidad unica y con merito propio.

Las vocales de Tom Warrior aun parecen arrancadas del inframundo, y si bien las tendencias proto-doom siguen bien presentes (a Odin demos gracias), la variedad que hay en el album, entre cambios de tecnica, de voces (hay acentos de voces femeninas incluso), llevan a Melana Chastama a un nivel superior, y creo yo, llevaran a Triptykon a una audiencia aun mas amplia.

Solo queda esperar la gira soporte de este brillante disco, pero dejame decirte algo: Si no escuchas este nuevo disco… si no vas a los conciertos en soporte del mismo… te pierdes lo que es posiblemente la mejor mezcla entre el pasado y el futuro del metal extremo.

En otras palabras? Este disco es una puta obra de arte.