[review] Violent Eve – A Great Day

Por Nekrokosmos

J. Jurado – Voz
Diego López – Guitarra
Nacho CRD – Bajo
Krono – Guitarra
Álvaro Rodríguez – Batería

Nihil
Harmony
Eye Of Providence
Do Or Die
The Burnout
My Oath
Guiding Lights
One Enemy
Deceiver
The Wrong Shore

¿Qué hacer cuando quieres llegar a todo el público actual del metal de corte moderno sin sentirte encasillado? Pues hacer una ensalada de todo lo que haya tenido repercusión en los últimos 10 años en la escena, pero hacerlo con una coherencia que suene sólida y sin sonar artificial. De eso trata el nuevo lanzamiento de Violent Eve.

En su tercer álbum los madrileños han comprendido que mejor que lanzarse directamente al deathcore de forma lineal, lo suyo era atacar de diferentes frentes como el death melódico, pizcas de thrash y notas de djent para redondear ese groove que los lleva persiguiendo desde el primer lanzamiento. Todo ello funciona a la perfección ya en la primera “Nihil” que la banda ha elegido con sabiduría para abrir el disco, porque en esos 4 minutos y medio se sientan las bases de las 10 canciones que podrás escuchar en “A Great Day”.

Llama bastante la atención el sonido natural que han conseguido con las baterías de Álvaro Rodriguez, algo que sin duda se convierte en uno de los puntos mas fuertes del álbum canción tras canción, junto con el contraste de voces melódicas y guturales a partes iguales, presentes en casi todos los temas del álbum. Otro golpe de inteligencia es “Guiding Lights”, una especie de balada a medio tempo que calma las cosas en este tipo de discos que puede tornarse repetitivo o demasiado machacón a ratos. La experiencia juega a favor de Violent Eve con un golpe de aire fresco con teclados.

Cabe resaltar que esta grabación se lleva a cabo con dos nuevos integrantes en la familia: el guitarrista Krono y el bajista Nacho CRD, algo que quizás influye en que la estructura de ciertas composiciones cambien si tenemos en mente su anterior “Exile”. Depende de gustos, pero este servidor agradece que el cambio sea en favor de la técnica ante la caña, de dejar respirar riffs en lugar de avasallar todo con muros impenetrables. Las influencias siguen siendo muy marcadas, pero no hay que inventar la rueda para crear algo que suene brutal cuando necesita hacerlo.

Uno de los grandes logros que han conseguido Violent Eve con sus últimas referencias (EP y LP) es crear canciones pegadizas que no se olviden pasadas las primeras dos escuchas. Si no te gustaban antes no van a hacer que cambies de opinión en “A Great Day”, aunque trabajar con Alex Cappa los haga sonar mas directos y refinados. La sensación general que deja este lanzamiento es la de una banda que va avanzando de a poco hacia la grandeza, la de una banda que todavía no ha dado lo mejor de sí pero que va por el camino correcto.

header brush goetiamedia