[review] Waste Of Space Orchestra – Syntheosis, sorpresa tras sorpresa

Por Froyd

1. Void Monolith
2. The Shamanic Vision
3. Seeker’s Reflection
4. Journey To The Center of Mass
5. Wake Up The Possessor
6. Infinite Gate Opening
7. Vacuum Head
8. The Universal Eye
9. Syntheosis

Algo que salga del Roadburn Festival no puede ser malo. La historia de Waste Of Space Orchestra (ya nada mas con ese nombre debería picarte la curiosidad) es la siguiente: el festival holandés pidió a integrantes de las bandas finesas Oranssi Pazuzu y Dark Buddha Rising (unos mas tirando al black metal, otros al drone y doom) que se reuniesen e hiciesen un show exclusivo en su edición 2018. La cosa salió tan bien y gustó tanto que aquí tenemos el disco debut de este proyecto.

Con tal pedigrí uno podía esperar algo muy experimental, que lo es, pero sobre todo una suma de las partes entre estilos que no son tan dispares, pero que reunidos crean una bomba de relojería que se aleja de los egos personales para hacer uno de los discos mas “raros” e interesantes de lo que llevamos de año. Lo es porque no esperábamos nada así, o al menos que todo encajase tan bien sin sonar a recortes inconexos.

Creo que mucho de lo que me gusta de este “Syntheosis” es su feeling improvisado, algo que se presupone pero que no puedes adelantar, un choque no premeditado entre black y space rock, entre drone y doom. Hay más de 10 músicos  involucrados en éstas canciones, y quizás a alguien no acostumbrado a éstos géneros le suene a exagerado el uso de interludios, sintetizadores o sonidos espaciales del thereminófono, pero sí la psicodelia tuviese un hijo con el metal extremo es exactamente así como sonaría.

Siendo sinceros hay momentos en los que todo abruma, pero de su caos e impresición nace justamente su belleza: salta por momentos de electrónica a sonidos tribales, de la furia del black metal a las capas del drone, todo aderezado con una temática ochentera de ciencia ficción en 65 minutos que pueden resultar duros de un solo trago. Esto es progresivo, es raro, pero sobre todo lleno de sorpresas.