[review] World To Come – New World Disorder

Por Anthoni Grande

1. Intro 02:15
2. Defier 05:43
3. W.A.R (World Atoned Regime) feat Chema of A Promise To The Fallen 02:43
4. 04:18 04:48
5. Feeding The Massacre 04:22
6. New World Disorder 05:15

www.facebook.com/worldtocomeband

 

Siguiendo el universo en el que estamos inmersos, este tema es el más caótico (debería usar algún otro sinónimo) de todos, perfecto para terminar, concretamente con un final que se empasta con el comienzo del disco, dando una estructura circular al trabajo.

Hace casi un mes que se publicó “New World Disorder”, el EP debut de los benidormenses World To Come (Metalcore) y, cómo no, no podíamos aguantarnos más a hacer la consiguiente review. Quiero hacer especial hincapié en lo de “EP debut” porque ahí donde lo veis, este pepino, grabado en New Bravery Studios y masterizado por Vic Ortega, excluyendo una demo de 2012, es el trabajo de presentación de esta banda, el cual no deja nada que envidiar a trabajos de otros grupos consolidados en la escena internacional.

Con este disco quieren dejar patente una fuerte crítica social desde dos puntos de vista, tanto optimista, intentando infundir ánimo ante la opresión, fomentando la lucha por nuestros derechos, así como el odio frente al pésimo estado de crisis mundial que estamos sufriendo, condenando el pasotismo y el modo de actuar de la gente frente al nuevo “orden” mundial. Además también tenemos algo más personal, donde se narra la aparición en tu vida de esa persona egoísta que solamente mira por su propio culo, sin pensar en el daño que pueden llegar a causar sus actos. Todo esto, expresado de una forma muy pesada y agresiva, pero bueno, ahora toca ir desgranando el EP tema a tema; 5 canciones del más puro metalcore con toques progresivos y algún que otro riff que recuerda bastante al metalcore australiano.

Empezamos con una intro un tanto suave, la cual va ganando fuerza con la voz de Sebas en la distancia exclamando “Welcome to the New World Disorder”, introduciéndonos en una atmósfera caótica en torno a la que gira todo el disco. Una vez con las pilas puestas comienza Defier, en mi opinión la masterpiece del EP, el tema más completo e innovador. Denota la gran calidad compositiva, el tiempo y empeño dedicado a la elaboración de semejante obra, ríete tú de cualquier disco de August Burns Red. Es uno de esos temas que tranquilamente puedes escuchar repetidas veces en bucle sin problema.

A continuación tenemos W.A.R. (World Atoned Regime), con la colaboración de Chema Alcaraz de A Promise To The Fallen. Es de los temas más flojitos del disco, pero no por ello peor. Sigue una línea bastante constante, sin demasiados altibajos, haciendo a su vez de puente para la tormenta que está por llegar, sin salirse en ningún momento del caótico ambiente creado.

Es el turno de 4:18, tema que ya pudimos escuchar desde hace unos meses y que sigue tan fresco como el primer día. Otro ejemplo del intenso trabajo de composición, esta vez contando una historia como si de un libro se tratase, sumergiendo al oyente en su universo, guiándolos por la oscura atmósfera en un constante cresccendo, culminando éste con unas voces melódicas similares a los de Jona Weinhofen, de I Killed The Prom Queen, seguido de un potente breakdown que va cerrando poco a poco el tema.

Feeding The Massacre, uno de mis favoritos, muy dinámico y potente, sobre todo muy potente. Si ya de por sí el tema no fuese lo suficientemente bestia, a mitad de éste nos encontramos con un corte donde comienza una tensión que pide a gritos un side to side, mientras se empieza a gestar la antesala al breakdown más brutal y oscuro de todo el EP. Apuesto tres cabras y mi mejor vaca a que no aguantarás más de dos veces esta canción totalmente inmóvil y tranquilo en tu habitación.

Llega el fin y New World Disorder es la encargada de poner el cierre. Con una pequeña intro de una secuencia de la serie Hannibal (gran influencia en estos chicos), comienza un completo despliegue de medios, con un tremendo show-off del batería Nico, entre blastbeats y líneas de doble bombo que son como un caramelo al oído. Siguiendo el universo en el que estamos inmersos, este tema es el más caótico (debería usar algún otro sinónimo) de todos, perfecto para terminar, concretamente con un final que se empasta con el comienzo del disco, dando una estructura circular al trabajo.

Sencillamente, no tengo más que palabras de enhorabuena para la banda, ya que han creado más que un disco una obra, a la que insto a todo el mundo a escuchar de principio a fin, con ojos cerrados en sus casas, como si de un libro se tratase, dejándose llevar y, sobre todo, resistiendo las ganas de vivirlo en directo. Si todavía no lo has degustado tú mismo, puedes descargarlo gratuitamente en su facebook, ¡a qué esperas!