[reviews] A Pale Horse Named Death – When The World Becomes Undone

Por Black6

Sal Abruscato – Voz, guitarra
Eddie Heedles – Guitarra
Eric Morgan – Bajo
Joe Taylor – Guitarra
Johnny Kelly – Batería

01. As It Begins
02. When The World Becomes Undone
03. Love The Ones You Hate
04. Fell In My Hole
05. Succumbing To The Event Horizon
06. Vultures
07. End Of Days
08. The Woods
09. We All Break Down
10. Lay With The Wicked
11. Splinters
12. Dreams Of The End
13. Closure

Me resulta feo decirlo pero me alegré bastante cuando Sal Abruscato anunció su salida de Life Of Agony. A pesar de haber sido fan de los primeros trabajos de Caputo, no le veía sentido a lo que estaba haciendo recientemente. Y también es que 6 años son muchos, y son los que separan a este “When The Worl Becomes Undone” de su segundo disco “Lay My Soul to Waste”.

Es inevitable hablar de Type O Negative cuando hablamos de A Pale Horse Named Death, ya no solo porque tanto Sal Abruscato como Johnny Kelly formaron parte de su formación sino porque lo que hacen suena a un goth doom metal que cae en la misma atmósfera. Ya sonaba a eso en su debut, y sigue sonando a esto en el nuevo álbum, porque lo creas o no la muerte de Peter Steele dejó a muchos fans huérfanos.

Sal Abruscato dirige el barco de manera sublime, ya que es posiblemente el integrante de la banda que mayor sensibilidad hacia las melodías tenga, y solo hace falta escuchar la textura que aplica a canciones como “Vultures” para saber que era el frontman perfecto para esta encarnación de ese sonido que formó gran parte de la banda sonora de la etapa más oscura de los 90´s. Es la ambientación de “The Woods”, el rock nostálgico y duro de “Love The Ones You Hate” y ese acercamiento hacia los sonidos más siniestros de Alice In Chains lo que no solo aterra sino que enamora de estas canciones.

No nos equivoquemos, es un disco que busca unir el mundo de lo emocional y el sonido masivo del metal industrial pero con toques muy oscuros en una mezcla que tenga sentido, cosa que consigue en casi todo el álbum. Para ello acude a varias partes instrumentales y un sonido casi apocalíptico, con guitarras y voces que parecen enterradas en lo más profundo de un frio sepulcro. Intentan no repetirse entre canción y canción, y tienen un gran sentido para lo que el mundo del metal moderno necesita: canciones con gancho. Lastimosamente no dejarán de vivir a la sombra de Type O Negative, pero joder que bien lo hacen.

Que no os extrañe que la voz de Abruscato os recuerde a Stone Temple Pilots de la era Weiland, que esas guitarras aunque saturadas estén perfectamente equilabradas por la producción que parece viajar 20 años en el tiempo, y que Johnny Kelly te cruja el pescuezo con su pegada…siempre puedes refugiarte en esos teclados y llorar por un tiempo mejor.

https://www.youtube.com/watch?v=5rUQF6D3j4Q