Samael – Above

Nuclear Blast Records

1. Under One Flag
2. Virtual War
3. Polygames
4. Earth Country
5. Illumination
6. Black Hole
7. In There
8. Dark Side
9. God’s Snake
10. On The Top Of It All

Samael cae en la categoria de grupos que han separado a sus seguidores en dos grupos: los primeros que los siguen desde los primeros dias (cuando el Black Metal era el asunto principal, justo antes de “Passage”)…¿los segundos? Los que apreciaran este disco, fans de “mente abierta” que consideran la inclusión de electrónica como algo rompedor (al menos en este terreno)…personalmente, para mi (un seguidor de Samael de todas las épocas, incluso Blood Ritual) este esfuerzo es una mirada al pasado para recordarse a si mismos como sonaban cuando “Worship Him” salio en aquel lejano 1991.

Es difícil que una nube de escepticismo no te rodee al ver el camino que ha seguido la banda y las declaraciones de Vorph en las entrevistas (eso de volver a los viejos dias), porque en verdad “volver” es una palabra muy

fuerte: quizás se hayan arrepentido de haber cambiado su sonido y quieran recuperar lo perdido. Por suerte “Above” no cae en esta categoría, las canciones suenan duras con una base fuerte de guitarra que roza el black metal con riffs rápidos, algunos blast beats y voces distorsionadas (algunas demasiadas como para ser comprensibles, pero bueno, para gustos los colores) pero no te esperes bosques helados y corpse paint.

El disco abre con el trabajo realmente solido de bateria de “Under One Flag” que recuerda bastante a Rotting Christ (que ironia, no? Siendo que Samael fueron quienes influenciaron a los griegos). “Virtual War” nos trae de nuevo a la realidad con ritmos monótonos del industrial y un tempo asesino que calentará un poco tu cuello. Con “Polygames” te aseguras de que la producción del disco no es la mejor que han tenido, ya que aunque la atmosfera blackmetalera rodee a la cancion y desdeñe un excelente trabajo de riffs de ida y venida, todo suena demasiado embarrado, como si los instrumentos peleasen unos con otros por hacerse escuchar (un ingeniero que haga una mezcla decente no estaria mal). ¿Otro ejemplo de esto? “Black Hole”, que empieza bastante bien y termina perdiendose en el snare y el doble pedal (aunque el teclado encaja de maravilla en esta canción, para no perderselo oiga!).

Los viejos hábitos son difíciles de olvidar, y algo de electronica puede hallar en capas superfluas en “Dark Side” y en “In There”, pero tienes que prestar mucha mucha atención para darte cuenta, asi que no os asusteis osos pandas, amigos mios. Entonces la gran pregunta es ¿han vuelto Samael a sus raices? Ni de coña…este disco representa mas un tributo a su pasado, con canciones que suenan frescas y muy pesadas….si solo la producción hubiese sido mejor.