Theatre of Tragedy – Forever Is The World

Por Morpheus Misfit

AFM Records / Avispa Music

Los noruegos Theatre of Tragedy empezaron, como todos sabemos, en 1990 en la ciudad de Stavanger…a través de los años han mutado de estilo la misma cantidad de años que llevan juntos, desde gótico a industrial, de electropop a sinfónico, incluso pasando con tintes doom…pero la estructura musical lo ha compuesto, sin duda, el contraste entre la belleza vocal, y operistica de la nueva Nell Sigland, y la profundidad del sonido del viejo Raymond István Rohonyi… y es que el trabajo de Raymond vocaliza perfectamente con su compañera femenina, pero no creo que funcione tan de maravilla si fuese el único que se encargase de cantar las canciones de Theatre of Tragedy.

La banda la completan Frank Clussen y Vegard K. Thorsen en guitarras, Lorentz Aspen en teclados y Hein Frode Hansen en baterias ¿que porque os presento al grupo si es que no es que sean una banda relativamente nueva? pues porque aunque todos pensaban que Theatre of Tragedy ya no os podia presentar algo nuevo, han demostrado con este séptimo disco que todos estabamos equivocados. Forever is the World es una escucha intensa, uno de esos discos que uno respeta y en el cual se sumerge, no que solo lo disfruta…No, no vas a corear las canciones, ni mucho menos bailarlas, simplemente vas a contemplar una muy buena ejecución.

La primera canción, “Hide and Seek”, arranca con una intro embarrada de sonidos hasta que Nell corta el aire alcanzando muchas (pero muchas) notas…con un principio tan épico como éste realmente logran transportarte a un sitio lejano de la tierra. El aura que rodea a las canciones es asi de surreal, y altamente impresionante. Aqui nos podemos balancear a los sonidos mecánicos y oscuros del teclado en canciones como “Revolution”, o el encuentro casi hipnótico de country y electrónica de “Hollow”, la catarsis doom (Paradise Lost en Draconian Times, ejem ejem) de “Frozen” y fieros arreglos de melodias (todo entrelazado con las guturales de Raymond que esta vez sobresalen y guian a Theatre of Tragedy a su nuevo camino como banda).

Al final todo es lo que es: una colección de canciones individuales muy distintas entre si, pero con una categoria que hacen que Forever is the World tampoco suene a una recopilación de etapas. Si estabais esperando un disco con ganchos instantaneos o grandiosos coros quizas os decepcione, pero si por el contrario estais cansados de bandas de “metal lideradas por mujeres” que suenen a atentados pop este es vuestro disco…y las viejas glorias de los noventa mas oscuros vuelven a hacernos una visita lúgubre.