Unsun – The End Of Life

Century Media

Esto es lo que pasa con UnSun: a medida que surgen bandas de goth rock, todas ellas tienen solo un par de ganchos bajo sus mangas…UnSun quizás no juegue en el mismo terreno, que mmm, To Mera, pero el riff inicial de “Whispers” de seguro que proporciona un cálido encanto oculto…pero ¿y si el resto suena a todas las bandas del montón? Para empeorarlo, su líder quizás te entre por los ojos, pero de seguro que no por los oidos, ya que parece que no ha llegado a pulir su dialecto no regional, capiche? Su aportación parece sacada de una gala del estilo de Eurovisión. Hay momentos, en “Face The Truth”, en que realmente no logras captar en que idioma canta la muchacha, pero el mayor insulto para mi es que parte de todo esto haya sido cosa de Maurycy Stefanowicz, nuestro “Mauser” de Vader ¬¬ .

La portada de “The End of Life” lo deja bastante claro, un producto de marketing para el mercado europeo, esta vez de goth – metal…y en verdad lo hicieron bien, porque Aya fue una buena elección ya que adopta camaleonicamente la presión de ser la imagen y lo lleva a su terreno femenino. TEOL toma su sonido del goth de escaparate y del pop, y el resultado es tan vendible como superficial (he oído Evanescense?). Guitarras desgarradas pero sobreproducidas y sintetizadores, baterías programadas y una voz de chica bonita es la estructura que posee la sección de ritmo de esta banda. A ver, no es que quiera dejar a este grupo por los suelos, ya que Aya dentro de todo tiene una bonita voz, pero desafortunadamente no la utiliza en todo su contexto, logrando que cada canción suena exactamente igual que la anterior…te encontrarás con ganas de que Aya excave en las canciones, que les de el clímax que necesitan (gritando o extendiendose, te dará igual) pero parece ser que la habilidad no esta allí o estúpidamente se ha decidido no utilizarlo.

Quizás hayan logrado concretar algo, y es que la mezcla de rock gótico oscuro con toques metálicos y el sonido de radiofórmulas es como el día y la noche, lo cual sería menos vulnerable y delicado si la electrónica que se ha agregado al mix final no existiese…hace que todo suene demasiado “vestido”, y ya sabes, si esta sobrevestido es que habrá cliché (el piano de “Face The Truth”, la velocidad de “The Other Side”), con una vocalista que parece no escuchar el sonido de fondo, o sea, la banda que la acompaña.

Como no podia faltar, “Memories” es una canción desoladora con arpeggios acústicos y voces frágiles, que con “Indifference” formarían el catálgo de canciones descartadas de Nine Inch Nails…pero dentro de todo no hay ningún pecado en hacer un disco de pop – metal, no? Su fracaso quizás sea no haber abrasado el lado pop de toda la manera posible en todos los niveles….este disco ira a parar en manos en manos de aquellos chavales con rastas falsas y camisetas de Amy Lee, es quizás una de las grandes razones por la cual Century Media los han fichado…Mauser, oh Mauser ¿que has hecho?