[crónica] Riverside + Lesoir en Madrid – Sala But, 09/10/2023

Texto: Mariano Bacigaluppi
Fotos: María Del Carmen Tajuelo

Cuando pierdes la cuenta de cuantas veces viste una banda, tienes varias opciones… Una de ellas pudiera ser que la banda te gustara mucho y/o que la banda sea realmente buena, con una calidad inigualable, y creo que en este caso las dos opciones aparecerían y se complementarían.

PUEDES VER TODAS LAS FOTOS EN ESTE ENLACE.

Esta ha sido la quinta vez que veía a RIVERSIDE y si hay algo en dónde verdaderamente la banda polaca brilla sin cesar, es en ser ellos mismos… Sin límites a la hora de componer, ni expandir sus horizontes sónicos a la enésima potencia y esa es la ley primera de RIVERSIDE, cada vez que editan un nuevo disco y hacen su perfecta traslación a los escenarios.

Ya habrá tiempo de describir o, al menos, intentar llevar al papel lo vivido en este épico y magnífico concierto, pero primero daremos paso a los neerlandeses LESOIR que con una propuesta extremadamente melódica y una alta carga sentimental qué, inevitablemente, nos recordarán muchísimo a THE GATHERING, también a ANATHEMA y con algunas pinceladas de THE PINNEAPPLE THIEF y STEVEN WILSON, abrieron la noche.

20231009_Lesoir_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_07

Para el comienzo de su presentación, eligieron ‘Push Back the Horizon’ de su casi inminente EP, bautizado de la misma manera, que en pocas semanas estará disponible. Lo primero que te llamará la atención, será la versatilidad de la voz de Maartje Meessen, una voz profunda, pero a la vez delicada que impactó, a los pocos segundos, a todos los presentes. Una canción quizás alejada de todo lo escuchado de la banda, hasta el día de hoy, porque contaba con un espíritu más dinámico y unos perfeccionistas coros de todos los integrantes.

20231009_Lesoir_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_05

La siguiente en sonar fue la preciosa ‘Mosaic’ en dónde, nuevamente, brilló enormemente la voz de la vocalista holandesa, pero bien secundada por la guitarra de Eleen Bartholomeus que tuvo muchísima presencia, como así también los sincopados ritmos desde la batería de Bob Van Heumen. Increíbles los coros del quinteto al unísono.

20231009_Lesoir_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_01

Proseguirían con otro estreno ‘You Are the World‘, otra de las nuevas, para luego dejar paso a ‘Somebody Like You‘ en dónde, quizás, más nos recordaron a sus compatriotas de THE GATHERING. A posteriori, llegó el momento de ejecutar el último single editado por la banda, hace más de un año, y de nombre ‘Babel’. Dicha pieza, originalmente, merodea los veinte minutos de duración, pero aquí tan sólo tocaron una parte de ella, de unos cinco minutos aproximadamente y, sinceramente, una verdadera pena porque hubiera sido un grandísimo espectáculo ver todas las atmósferas y momentos por la que la canción pasa en estudio, pero es más que entendible que al ser una banda telonera, y con poco tiempo, hayan querido aprovecharla para presentar más canciones y, por ello, volverían a su último larga duración, “Mosaic” con una floydeana e instrumental, ‘Dystopia’ que tuvo una grandísima recepción entre los presentes y se convirtió en mi favorita, en dónde la cantante Maartje Meessen se ocupó de los teclados, Eleen Bartholomeus al bajo y el bajista Ingo Jetten a la slide guitar.

20231009_Lesoir_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_06

Habría tiempo para un estreno más, de la mano de ‘The Drawer’ y guardándose la intensa y contundente ‘Two Faces’ para el final dónde la vocalista Maartje Meessen realmente sobresalió, y así también el trabajo de Ingo Dassen a las guitarras.

20231009_Lesoir_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_04

Sobre las 20.30hs, la hora previamente señalada, el cuarteto polaco se adueñó del escenario y así sería durante los próximos ciento veinte minutos. El puntapié inicial, y nunca mejor dicho, vino de la adictiva ‘#Addicted’ de su fantástico y precioso disco “Love, Fear and the Time Machine” en dónde la voz, y principalmente, el bajo del perfeccionista Mariusz Duda se hicieron más que notorios. El aroma ochentero, sin duda alguna, sobrevuela durante toda la canción, en toda su extensión, y después de una ovación unánime, los primeros acordes de ‘02 Panic Room’ comenzarían a sonar y sería el nacimiento de un auténtico viaje, netamente onírico, durante los siguientes siete minutos. Poderosísimos los teclados, y efectos, provenientes de las manos de Michał Łapaj y la rotunda guitarra de Maciej Meller.

20231009_Riverside_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_08

La banda nos movilizaría hasta su presente, ya que esta gira sirve como presentación de su último “ID.Entity”, sus canciones comenzarían a sonar, y el primer lugar fue para ‘Landmine Blast’ que sonó realmente hipnótica, con el apabullante trabajo detrás de los parches de Piotr Kozieradzki y la común unión de toda la banda, sonando de una manera realmente aplastante, dando como resultado una unánime ovación a su término.

Tal y cómo marca el tracklist se su última entrega discográfica, el combo polaco dispararía con la buenísima ‘Big Tech Brother’. No me preguntéis porqué, pero era una de las canciones que más me apetecía escuchar en directo. En primer término, por esa oscura introducción del bajo, bien arropada por los teclados, pero a posteriori la canción se vuelve más compleja y enmarañada serpenteando por momentos realmente brillantes en dónde el cuarteto saca a relucir, quizás, uno de los momentos más progresivos de su último disco y, no cabe duda alguna, que lo hicieron a la perfección.

20231009_Riverside_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_05

Ejecutada al milímetro, con un perenne e inmenso esplendor, dónde más allá de los espléndidos pasajes instrumentales, esos pocos segundos en que la voz de Mariusz Duda se queda a solas con los sonidos del piano de Michał Łapaj fueron realmente mágicos y abarrotados de misticismo.

Nuevo periplo, y esta vez, hasta el disco “Anno Domini High Definition”. Mi disco favorito de la banda y qué tuve el placer de analizar y comentar para esta misma Web, hace más de una década. Ya en aquel momento, calificaba a ‘Left Out’ como una canción perfecta y cómo mi favorita de ese CD. Hoy, más de diez años después, mi opinión no ha cambiado absolutamente nada. Melódica como pocas, nostálgica, punzante y penetrante, de esas canciones que se te quedan en la memoria y, esta vez, en la retina porque haberla vivido, y experimentarla, en directo es algo que no se olvidará fácilmente. Como la propia banda mencionó, el público siempre seríamos el quinto integrante de la banda y aquí se notó más que nunca, con el incasable coro de las inagotables voces de todos los presentes.

20231009_Riverside_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_06

De vuelta al presente y con contundencia progresiva de ‘Post-Truth’. Otro colosal trabajo de Piotr Kozieradzki tras los parches y Michał Łapaj a los teclados y seguida e instantáneamente, la preciosa, y a la vez misteriosa, ‘The Place Where I Belong’ que durante sus casi quince minutos de vida traspasa por distintas atmosferas y son llevadas a la perfección al directo. Otra muestra de innata perfección musical Made in Riverside.

Y si hablamos de perfección, nada mejor que la llegada de ‘We Got Used To Us’, esa maravilla concebida una década atrás y perteneciente a ese inconmensurable disco llamado “Shrine Of New Generation Slaves” qué fue otra de las más celebradas e increíblemente recibidas por todos los presentes y, probablemente, esa cuota extra de nostalgia y melancolía tengan la culpa… Y para continuar en la senda de la excelencia y el esplendor, otra que no suele faltar en sus conciertos, ‘Egoist Hedonist’.

20231009_Riverside_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_02

Nuevamente llegaría una nueva visita a su “ID.Entity” y con otra de las canciones que más me apetecía escuchar en directo. Desde el mismo momento que escuché ‘Friend or Foe?’ pensé, e imaginé, que podía ser una canción que podría funcionar a la perfección en vivo. Por su estructura, casi bailable, divertida y extremadamente pegadiza y, cómo no, los ilusionantes teclados de Michał Łapaj y la contagiosa voz de Mariusz Duda y sus Oh Oh Oh Oh qué, obviamente, fueron interpretados al dedillo por todos los presentes.

Fue uno de los momentos gloriosos de la noche y que serviría para que la banda se despidiera del escenario, al menos por unos pocos segundos. A la vuelta, y sin parar de agradecer ni un solo segundo, atacarían con otra de las nuevas ‘Self-Aware’ que también fue recibida gratamente por el público y las caras de felicidad se percibían tanto arriba como abajo del escenario…. ¡Perfección! La terminarían con un nuevo guiño a su disco “Anno Domini High Definition” ejecutando unos pocos acordes de ‘Driven to Destruction’. La despedida era inminente, y rescatada desde su mítico “Second Life Syndrome”, la elegida fue la preciosa y perfecta ‘Conceiving You’, también excelentemente recibida y coreada por el público, y extendida hasta el infinito…

20231009_Riverside_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_09

Dos horas después, llenas de perfección y excelencia, no me cabe duda que todos nos fuimos rumbo a nuestras casas con una sonrisa tatuada y siendo más o menos conscientes, de haber vivido no sólo uno de los mejores conciertos de este 2023, sino de toda nuestra vida.

20231009_Riverside_Madrid_LaPaqui_MCTPHOTO_07