[crónica] Daeria en Barcelona – Sala Bóveda, 03/09/2021

Texto: Íñigo Domínguez Díaz

Recuperar sensaciones y emociones es siempre algo placentero. Ya sea un olor, una visión, un sonido o tocar o saborear, independientemente de que sea de forma pasiva o activa, pone en marcha mecanismos en nuestro cerebro y sistema hormonal que nos evoca recuerdos y placeres que se han acumulado en nuestra experiencia vital.

Y, ¿por qué una introducción tan bucólica? Pues porque llevaba una año y medio exacto sin pisar una sala de conciertos y el concierto de Daeria me ha hecho comprender lo mucho que echaba de menos esperar en la cola la apertura de puertas, buscar mi lugar en la sala, tomarme la primera cerveza, sentarme a esperar con impaciencia el comienzo del concierto y cuando por fin la banda aparece en el escenario, soltar la adrenalina contenida aunque sea sentado en un incómodo taburete.

Después de esta hedonística licencia que me he tomado, voy a lo que de verdad os interesa que no es otra cosa que el bolo de Daeria, que por cierto da el pistoletazo de salida en Barcelona a un ciclo de conciertos organizado por On Fire, Fuck You Covid y que se alargará hasta octubre y en el que se presentarán después de tiempo, las bandas que ahora mismo más tirón tienen en Cataluña y que debido al tan manido contexto pandémico, no han podido presentar sus más recientes trabajos o simplemente retoman la tan necesaria actividad en directo.

Es el caso de Daeria, que justo en febrero de 2020 sacaban al mercado su segundo disco Alter y hasta ahora poco han podido ofrecer a su público de esta magnífica pieza de power metal con tintes progresivos. No es de extrañar pues, que entre unas cosas y otras había mucha expectación por verles de nuevo subidos a un escenario, lo que llevo a que el aforo permitido se completara y unas cien personas (cálculo personal estimativo en base al número de incómodos taburetes por fila) disfrutáramos de un show en el que la banda no escatimó escenografía, sonido y actitud sobre el escenario.

Es cierto que comenzó con cierto retraso pero es más que comprensible, dado el control de acceso con las medidas anticovid. En cualquier caso, la espera valió la pena y al cabo de algo más de media hora de la apertura de puertas, la banda accedió al escenario sin intro sonando ni ningún tipo de floritura y comenzó la descarga con Miedo, el que fue uno de los singles de Alter y que es también el que abre el disco. Sonó potente pero pendiente aún de calibración final del sonido que poco a poco se corrigió en los siguientes temas. Justo al finalizar el tema su guitarrista rítmico Víctor tuvo un percance con la banda de la guitarra, que no arregló hasta un par de temas después, lo que no le impidió seguir tocando y mostrar todas las ganas que tenía de tocar, como también lo hicieron el resto de miembros.

Fueron cayendo temas de Alter, prácticamente en el mismo orden en el que se encuentran en el disco, confeccionando un bloque variado con un tema duro como es El Ojo de Aughra dedicado a la saga de El Cristal Oscuro (magnífica película creada por Jim Henson y digna precuela de Netflix, que incomprensiblemente ha tenido solo una temporada), combinado con un medio tiempo pegadizo como es Bailarina, y que Ángel su vocalista, desarrolla su faceta más sentimental como el mismo apuntó.

Después del bloque que terminó con Horus, otro tema con riffs duros y ritmo contundente, llegó la hora de recordar Fénix su primer trabajo y que sirvió para consolidar la formación de la banda después de la escisión de Döria. Como en el anterior, los temas elegidos lo fueron en el mismo orden en que se encuentran en el disco; Cosmos, de ritmo rápido muy power clásico y dedicado a Stephen Hawkins, Laberinto con una sonoridad más actual e inspirado en la película de Bowie y Luz de Luna, con cierto aire gótico y estribillo muy pegadizo. De nuevo volvieron a Alter, para tocar dos temas Instinto en el que su batería Joel exprime su instrumento al máximo y Parte de Ti, balada con aire melancólico en la que de nuevo Ángel sacó a relucir su lado más sensible.

Si antes he comentado que Joel exprimió su batería, no era nada comparado con lo que a continuación haría. Se marcó un solo que sirvió como interludio, en el que combinó su ritmo con fragmentos de bandas sonoras como Piratas del Caribe, Star Wars o Indiana Jones, y en el que muestra de su intensidad, acabó tirando incluso uno de sus charles. A su término, retornaron el resto de miembros para realizar un último bloque antes el bis, en el que mezclaron ahora sí, de forma más aleatoria, temas de Fénix y Alter, empezando por Lestat dedicado al famoso vampiro interpretado por Tom Cruise (está clara la influencia del cine en las letras de la banda, algo que confesaron durante el concierto) Hielo, de nuevo volviendo a Alter y a ritmos más actuales  para volver con Siete Mares al power más veloz y más tradicional.

La banda se “despidió” e hizo el juego de retornar para el bis (en la despedida cayó una púa a mis pies. Una ventaja tiene estar sentado, ¡se localizan y se recogen con mayor rapidez!) en el que acabaron de darlo todo con Fénix, terminando de forma épica con Reina de Corazones, un tema con aire rockero, de los que la melodía se te mete en la cabeza y con letra muy trabajada, algo que es uno de los puntos fuertes del grupo, que se nota que cuida mucho la parte lírica de sus composiciones.

Fue un final épico y trepidante que permitió que a través de las últimas gotas de sudor, se escapará la última dosis de adrenalina de la que disponía mi cuerpo. Así pues, con las sensaciones recuperadas gracias a Daeria, que demostraron que tienen un potencial enorme para poder labrarse una carrera de éxito, recogí y volví a recuperar otro de los imprescindibles de un bolo: visitar el stand del merchandising y dejarme “unos pocos dineros” llevado por el momento álgido. Otro check en la lista y mi cuerpo y mi mente han recordado sin mayores problemas lo que es ir de concierto y ya están preparados para continuar con la actividad, aunque sea sentado y con mascarilla.

Setlist

Miedo
El Ojo de Aughra
Bailarina
Horus
Cosmos
Laberinto
Luz de Luna
Instinto
Parte de ti
Solo Batería
Lestat
Hielo
Siete Mares
Fénix
Reina de Corazones