[crónica] Sôber + Contrabanda en Málaga – Sala La Trinchera, 08/03/2014

Texto: Morpheus Misfit

Sôber regresaban a Málaga luego de un par de años con la gira de presentación de su nuevo disco “Letargo”, en un concierto abarrotado para 600 personas en La Trinchera (hicieron lo mismo con entradas agotadas en Sevilla la noche anterior). ¿Qué se puede esperar de Sôber a estas alturas? No mucha novedad si has estado presente en las últimas tres giras, sino el buen hacer de unos músicos muy queridos por el público en general pero con un set-list muy machacado.

Lastimosamente no pudimos llegar a tiempo a ver a los teloneros Contrabanda, y es que la cola para acceder a la sala todavía era inmensa a las 22:00. La sensación de agobio se palpaba en el ambiente, y es que nadie quiso perderse el show de los hermanos Escobed, con personas viniendo de todos los pueblos cercanos a Málaga, y algunos inclusive hasta de Almeria ¿Da para tanto el show de Sôber? Es lo que tiene tener unos seguidores muy fieles.

Con una intro de AC/DC saltan a escena uno a uno los integrantes de Sôber entre aplausos, para arranchar la noche con “Sombras” del 2010 y poner patas arriba una sala Trinchera que se emocionaba con cada riff y cada reverb. En esta gira llevan unas pantallas rectangulares a cada lado del escenario, que emiten una serie de efectos visuales bastante mejorables por parte de la banda (todo hay que decirlo). Por lo demás todo muy normal, banda en el escenario y ninguna sorpresa.

Y es que fue eso, la banda realizó un show bastante correcto, con un buen sonido y cargado de efectos en las voces como les caracterizan, pero bastante previsible luego de pasear un set-list casi calcado durante mas de 3 años. Es cierto que el público de Sôber es fiel como mencionabamos antes, pero escuchar las mismas canciones una y otra vez ya no depara ninguna sorpresa.

Es innegable tararear o cantar las letras de grandes clásicos como “Cubo”, “Arrepentido”, “La Nube” o “Paradysso”, que siempre son bienvenidas y suenan como deberían sonar, pero para un servidor donde mejor ganaron terreno son en sus canciones nuevas, que por cierto suenan mucho mas atronadoras y potentes en directo de lo que terminan sonando en disco (por poner el single “Blancanieves” como ejemplo).

Los músicos soberbios, que se retiraron del escenario para volver hasta en tres ocasiones. Canción acústica de rigor para cantar a capella entre los corazones mas melancólicos, y luego un final de oro también demasiado previsible: “El Hombre de Hielo” y “Loco”. Ni de las mejores ni de las peores veces que hemos visto en Sôber por estas tierras, pero quizás el repertorio debería ir renovándose un poco. Ya decían eso de renovarse o morir, no?