[crónica] Habitar La Mar en Jaén – Sala Privée, 21/12/2018

Texto: Morpheus Misfit
Foto y videos: María Guerrero Vega

Mucha gente dice haber nacido en la década equivocada, porque les hubiese gustado haber vivido una época musical concreta. Y a veces es cierto, hay cosas que ocurren en un momento y un sitio concreto, y cosas que ocurren una sola vez. Habitar La Mar es una nueva aventura de personas que llevan mucho tiempo en esto, no solo a través de bandas sino a través sellos discográficos, salas de conciertos, bares y cientos de movidas que les hacen acumular esa experiencia que solo se consigue a través del fallo y ensayo. Habían grabado ese fantástico “La Deriva” pero no lo habían estrenado en directo, así que el lanzamiento del reciente “Realismo Histérico” era la excusa perfecta para el aquelarre en Jaén.

Pongámonos en situación: quien vive en Andalucía sabe perfectamente las dificultades de montar un concierto de rock, pero quien vive en Jaén lo tiene especialmente crudo (salvo excepciones puntuales). Por supuesto que nos referimos a estilos alejados de las modas imperantes del momento, y en este caso que una banda de noise rock haya reunido en su primer directo a más de 80 personas es totalmente una epopeya. Habitar La Mar, con integrantes de bandas como Tenpel, Oddhums o El Gran Oso Blanco, han atraído las miradas dentro de este circuito íntimo al que llamamos escena, y el concierto fue exactamente una representación de todos los componentes que la representan: la perfección imperfecta, la reacción violenta que nos une en un baile, ese ruido infernal que hace que movamos la cabeza y los pies, esa chispa que se anticipa a un gran incendio. No todo fue como en el disco, no todo fue ensayado, ni todo fue esperado…y es que es eso justamente lo que hace que sigamos yendo a conciertos: la oportunidad de ver algo único, algo que no vas a escuchar en la grabación, y por eso es bastante difícil explicarlo con palabras si no estuviste allí.

Todo arrancó con “Carbunclo”, ese escupitajo a la religión cristiana que estrenamos hace unos días en esta santa casa, y de allí se hizo el fuego con temas de su anterior referencia como “La Bruja”, hasta nuevos himnos como “Navajas” en los que un inquieto Kantz agitaba a quienes se acercaron a las primeras filas y se arrancaron en pogos espontáneos para sacudirse la rutina. José Miguel Ocón de Catorce (quien grabó las líneas de bajo de ambos trabajos) ya no está presente en la formación y su lugar lo ocupa Víctor Díaz (El Gran Oso Blanco), por lo cual el debut en directo de Habitar La Mar también era el debut de esta formación. Víctor cumplió con creces, echando combustible al fuego que Kike y Frego arrancaron en guitarras entre miradas cómplices y sonrisas, mientras que Paco Reig lo estabilizaba todo tras las baterías. Todos juntos crean algo electrizante, algo que te obliga a gritar con movimientos, algo que va a dar que hablar y que significará algo real para quienes hagan de testigos. En una noche fría de diciembre, Habitar La Mar nos llevaron hasta las profundidades en un ritual del que salimos más vivos. Discursos improvisados, naturalidad y sonrisas, el abandono completo a la diversión…todo esto no sirve de nada si no lo vives en carne y hueso, apúntate a la próxima fecha:

Viernes 11 de enero – Sala Theatro (Málaga)
Evento Oficial: https://www.facebook.com/events/356128965178019/