My Dying Bride – Barghest O´Whitby

Por Bathory

1. The Barghest O’ Whitby

Miembros

Aaron Stainthorpe – voz
Andrew Craighan – guitarra
Hamish Glencross – guitarra
Lena Abé – bajo
Shaun “Winter” Taylor-Steels – bateria
Shaun Macgowan – violín y teclados

Sello
Peaceville Records

Website
www.mydyingbride.org

Hubo un tiempo en el que nunca hubiese creido que My Dying Bride fuesen capaz de crear un disco como “The Barghest O´Whitby”. Incluso si nos remontamos tan lejos como “The Angel And The Dark River” parecia ser como si el grupo tratase de abandonar ese sonido death / doom con el que empezaron su andadura musical. Nadie podia culparnos, menos cuando todos sus colegas hacian lo mismo, pero los intentos de My Dying Bride de llegar a un mayor público siempre fueron en vano.

Hubo un tiempo en el que la gente empezo a dejar de creer en el grupo, y parecia que esa chispa inicial se habia apagado, pero “The Barghest O´Whitby” es un single de 27 minutos que llega hasta lo mas profundo de “As The Flower Whiters” para conseguir la inspiración de ese sonido melódico que los hace tan jodidamente buenos…si, han regresado. La canción se inicia con un estruendo y algo de viento, para ponernos en situación, y dejar reposar la oscuridad, pero es en realidad con el primer riff encantando y esas lineas de violín cuando se nos ponen los vellos de punta.

Durante esos maravillosos 27 minutos de canción encontramos un opresivo funeral doom, pasajes melódicos parecidos mas a sus últimos trabajos, los riffs de la vieja escuela, mucha ambientación y ruido de ambiente, y por supuesto esa mezcla de voces guturales y limpias de Aaron Stainthorpe que no deja indiferente a nadie.Para cuando llegas al final de la canción es mas que evidente que My Dying Bride han tratado de rendir homenaje al sonido crudo de sus primeros materiales, sin olvidar esa evolución que les resulta satisfactoria.

La banda ha entregado grandes discos de doom en el pasaje, y estan mas que acostumbrados a canciones extensas, pero este lanzamiento es algo nuevo para ellos.

Se trata del grupo finalmente integrando su pasado con su presente, sin ninguna pizca de esa media sección de su carrera que es mas que cuestionable. Es una aventura ambiciosa que llevará a fans a indagar una y otra vez en el material antes de dar su opinión, como si los My Dying Bride de 1992 se juntasen con los actuales para desafiarse. Con dicha inspiración actual estoy seguro que nos depara un macabro nuevo disco en el futuro.