[crónica] Soziedad Alkoholika en Madrid – Sala But, 14/02/2019

Texto: Víctor Ciria
Foto: Archivo

9 años ya desde la última vez que Soziedad Alkoholika pisaron Madrid. Ya sufrieron la prohibición de una fecha en Vistalegre en 2014 con un gran número de entradas vendidas. Y se acabó la censura. Por fin en 2019, y gracias a un cambio en el gobierno local pudieron tocar.

Con una fecha en solitario, en medio de la semana (un jueves) y sin posibilidad de hacer más fechas en Madrid como bien dijeron en las redes, volvieron a la capital. Tuvo lugar en la sala But, una sala que goza de muy bien sonido pero que para una banda con 3 décadas de trayectoria y de éxitos como S. A. se quedaba algo pequeña. Seguramente por motivos de agenda o de no disponibilidad de salas no hubo otra manera de hacerlo, pero en vista de lo rápido que agotaron las entradas lo que es seguro es que mucha gente se quedó sin verlos.

La banda vitoriana actuaba sin teloneros, lo que hacía presagiar un setlist bastante extenso, 25 temas sin descanso. A eso de las 21:15 el quinteto apareció en el escenario interpretando los primeros riffs de Alienado, de su álbum más reciente de estudio ‘Sistema antisocial’, un tema que habla del lavado de cerebro que nos hacen los medios de comunicación, con un sonido súper contundente desde la primera nota. El grupo vasco siempre tiene una puesta en escena muy interesante, con el escenario cubierto de humo y un juego de luces que hace que la mayor parte del tiempo se les vea a contraluz y solo se vea la silueta de sus componentes.

Se me hacía muy raro verles en un escenario tan pequeño, ya que las veces que les he visto han sido en escenarios mucho más grandes. Era de esperar que se comieran la sala But con la contundencia que acostumbran a tener en directo. Las guitarras sonaban atronadoras y con una ejecución impecable, y Alfred a la batería estuvo tremendo, lo que le hace uno de los mejores baterías a nivel nacional.

Fue un concierto muy marcado por la actualidad política y las recientes manifestaciones en la capital, lo que nos hace comprobar que temas que tienen más de 15 años como Tiempos Oscuros, Estado Enfermo, Palomas y Buitres o Piedra contra Tijera están más que adaptados a la actualidad. También nos hicieron llegar su mensaje animalista con Peces Mutantes y Cienzia Asesina, canción muy habitual en sus setlists en la que Juan toca la harmónica, e incluso con la sorpresa final Motxalo, que fue toda una fiesta para el público madrileño.

Una noche muy especial en la que pudimos ver las ganas que sigue teniendo el conjunto vasco después de más de 30 años haciéndonos llegar su mensaje disfrazado de hardcore punk muy veloz, y en los últimos años con un sonido muy metalero. El setlist tuvo sitio para temas de todas las épocas, demostrando que los temas de principio de los 90 siguen sonando brutísimos y que los temas más recientes encajan perfectamente con su repertorio de clásicos, perfectos para atraer fans más jóvenes.

Noche que marcó un antes y un después, ya que, como dijo el vocalista Juan, era la primera vez en 9 años y esperaban que nos viéramos las caras mucho más a menudo. Muy en forma la banda de Vitoria-Gasteiz, con tantas ganas como hace 25 años, lo que hace presagiar muchos años más de “intoxikazión etílika”.

Setlist:

Alienado
Causas podridas
Tiempos Oscuros
Dirección Propia
Política del Miedo
Niebla de Guerra
Alkohol
Palomas y Buitres
Estado Enfermo
Sangre al Fin
Cienzia Asesina
Fugitivos
S. H. A. K. T. A. L. E.
Automarginado
Ratas
La Aventura del Saber
Intoxikazión Etílika
Piedra Contra Tijera
Peces Mutantes
No Kiero Participar
Pauso Bat
Sin Dios ni Ná
Nos Vimos en Berlín
Mótxalo